jueves, 28 de enero de 2010

Confianza


Cierra los ojos.
Imagina, como una burbuja te rodea.
Es una burbuja transparente.
Gracia a ella, te elevas por encima de todo lo que te rodea.
Vas hacia arriba, y vas dejando atrás todo lo que ha formado parte de tu vida.
Miras hacía abajo y ya no ves nada.
El tiempo se ha detenido y tú sobrevuelas dentro de la burbuja, sin miedo, sin frío, sin dolor…
Todo parece estar bien ahí arriba. Y así es.
Las personas que conociste, también te rodean. Todas ellas dentro de una burbuja transparente.
Deseas hablar con ellas, pero ellas ya no te reconocen.
Entonces, deseas con todas tus fuerzas regresar.
La burbuja poco a poco va descendiendo, y terminas en el mismo lugar desde el que partiste.
Te sientes bien.
Sabes que este es el momento y el lugar exacto en el que tienes que estar ahora.
Miras hacia arriba, y ves como la burbuja, ya sola, se aleja.
Respira profundamente, y dí:
Confío en la vida. Sé que éste momento es perfecto. Todo va a salir bien. Todo está bien”.
Abre los ojos.
votar

jueves, 21 de enero de 2010

Nada Permanece


Todos morimos.
Todo cambia y todo muere.
Ni tú, ni tus amigos, ni tu familia, ni tu trabajo, ni las cosas materiales que te rodean.
Todo algún día, desaparecerá.
Este momento también.
Puedes volver a leer esto, pero justo este momento en que lo estás leyendo, ya no volverá.
Ya ha pasado.
Cierra los ojos.
Respira profundamente tres veces.
Relaja todo tu cuerpo.
"Imagínate a ti mismo o a ti misma, haciendo algo que has de hacer hoy. En unas horas.
Observa como haces la tarea, quien está a tu lado, como te sientes".
Luego, abre los ojos y vuelve al ahora.
Recuerda lo que aún no has vivido (aunque en tu cabeza ya ha pasado).
Piensa que esa escena, al igual que esta, en poco tiempo, desaparecerá.
Intenta ampliar en el tiempo, esa escena que has imaginado.

Ahora, "imagínate conduciendo un coche que va muy rápido.
A los lados de la carretera, te ves pasar a ti mismo o a ti misma.
Cada kilómetro de la carretera es un año de tu vida.
Te ves cambiar de ropa, te ves envejecer, ves a las personas que te rodean como también van cambiando.
Llegas a un momento en el que ya no tienes más carretera por delante. La última imagen que ves, eres tú tumbado en una cama.
Mírate a los ojos. Observa en ellos, si tu vida ha sido como tú querías que fuera.
Sin soltar el volante del coche, cierra los ojos con fuerza, y respira profundamente.
¿Qué has aprendido de esa vida que has recorrido?
¿Hay algo que no hayas hecho? ¿Algo que te gustaría cambiar?
¿Has visto desaparecer de tu camino a personas que amas, a seres que ahora mismo están contigo?
¿Has sentido el vacío de la perdida y la despedida?
¿Has deseado hacer más cosas con esas personas, decirles más a menudo lo que sientes?
Bien.
Para el motor del coche y bájate.
De pie, mira atrás hacia la carretera que has atravesado tan rápidamente.
Mira a la persona que está al principio de la carretera, comenzando a conducir el coche.
Eres tú.
Aquí y ahora.
Todo eso aún no ha pasado.
Pero ocurrirá. Se consciente de ello.
El coche puede ir más lento si así lo deseas.
No tiene por qué ir tan veloz.
Tú eres el que lleva el volante y los mandos.
Tú puedes hacer que todo lo que deseas que ocurra, realmente pase.
La vida es un suspiro.
Pero cada uno de nosotros, podemos hacer que ese suspiro sea lento, tranquilo y consciente o todo lo contrario".
Respira.
Abre los ojos.
Este momento ya pasó.
:-)
votar

jueves, 14 de enero de 2010

Aceptación


Déjate fluir por los acontecimientos.
No te esfuerces en estar triste.
No te esfuerces tampoco en estar feliz.
Tan solo acepta lo que haces y lo que tienes.
No te arrepientas por lo que no has hecho.
Ni por lo que hiciste.
Eso ya pasó.
Ahora estás aquí, con una oportunidad estupenda para levantarte si te has caído o para seguir adelante si te quedaste quieto o quieta.
Nunca es tarde para el cambio.
Recuerda las frases positivas cada día:
- Me gusta mi vida.
- Acepto lo que ocurre sin preocupaciones,
- Si una cosa tiene solución para que preocuparse, y si no tiene solución para que preocuparse…
-Todo será como yo deseo y como yo deseé.
- Soy una persona feliz y positiva.
- Creo en mí y en mis capacidades.
Y apunta en una libreta todas las ideas y pensamientos positivos que tienes y has tenido.
Te ayudarán cuando más lo necesites.
Y sobre todo sonríe.
La vida sigue siendo maravillosa :-)
votar

jueves, 7 de enero de 2010

Parada De Pensamiento


Muchas veces he escuchado, que dejar la mente en blanco es totalmente imposible.
Lo cierto, es que dejar de pensar continuamente, en temas que nos hacen estar tristes o enfadados, nos haría tener una mejor calidad de vida.
El pensamiento obsesivo y repetitivo, está en nuestra mente, como un hábito no deseado por nosotros, pero del cual creemos que no podemos deshacernos.
Ser conscientes de que tenemos esos pensamientos, es el primer paso para dejarlos atrás (no significa que dejemos de pensar, sino que dejemos esos pensamientos dañinos).
Por ejemplo, una mañana te levantas convencido o convencida, de que ese día será terrible. Tu mente a cada paso que das, te va “diciendo” palabras y ordenes negativas:
- No merece la pena, - No tengo ganas, - ¿Por qué me pasa todo lo malo a mi?...
Y si no te das cuentas de esos pensamientos, sigues con tu día, y al llegar la noche, verás que muchas de las cosas que has pensado (y atraído hacía ti), se han cumplido.
Hay algunas maneras de hacer que todos esos pensamientos paren.
Una de ellas, es la siguiente:
Busca una goma elástica (como una goma del pelo), y colócatela en una de tus muñecas. La goma no ha de oprimirte, ni ser demasiado ancha.
Una vez que la tienes, comienza con este nuevo hábito:
Cada vez que venga a tu mente un pensamiento obsesivo y negativo, toca la goma del pelo de tu muñeca y tira un poco de ella (sin hacerte daño, solo como un recordatorio de que esos pensamientos van a parar, ya que tú no los quieres en tu día a día).
Con el gesto, di alguna palabra para ti o en voz alta, que te motiven a ello (como por ejemplo: - ¡Para! Todo va a salir bien).
Poco a poco te costará menos asociar ese pequeño acto, con detener los pensamientos incómodos.
:-)
votar