miércoles, 28 de noviembre de 2012

Dibuja tu vida


Eres quien deseas ser en este instante.

No has dejado de conseguir tus sueños ni tus deseos, en ningún momento.

El gran cuadro que representa tu vida, lo has dibujado tú, desde que eras pequeña.

Y sigues haciéndolo.

Los pasos que has dado, son los mismos que diste.

Tu cuerpo ha cambiado, sí, pero lo que eres no lo ha hecho.

Cierra los ojos un momento, e imagina una gran habitación con un lienzo en blanco, muy grande, colgado de una de las paredes.

Cuando lo hayas visualizado, abre los ojos.

Ese lienzo eres tú. Dentro de él, se comienzan a tornar colores y sombras, luces y reflejos.

Imagínate delante del cuadro.

Observa cómo se van formando escenas de tu vida en él, con tan solo observar una parte del lienzo.

Eres tú el que estás dibujando los retazos de tus deseos.

Nadie más que tú.

Eres la persona más importante de ese cuadro. Eres su artífice y su protagonista.

Sin ti, el lienzo sigue vacío, sin colores, sin vida.

Por eso, hoy te animo a que te des cuenta de que eres el creador de tu historia.

Estás aquí y ahora.

Vive sin miedos.

Todo está bien.

Sigue dibujando tu vida.



votar

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Claves para amar


El amor parece algo abstracto. Desde pequeños, aprendemos el concepto de amor y muchos lo asocian a vivir para los demás o que éstos vivan para ti.

Sin embargo, el amor no es un concepto. Y tampoco algo que aprender a sentir.

El amor está en ti. En como vives y en como piensas.

Dejar de ser tú mismo por "amar" a otro, no es amor, puesto que dejas de amarte a ti misma.

Dejar de hacer lo que te gusta por otros, tampoco es amor, puesto que te dejas de lado a ti mismo.

Darlo todo, sin pensar en ti y en tus necesidades, es el camino más sencillo para enfermar y para sentirte cansado.

Confundimos a menudo, la palabra amor, con el amor.

Si no nos amamos a nosotros mismos, el amor se disuelve y deja de ser amor.

Cinco claves para amar:

1. Sé feliz. Cada día es una aventura mágica. La vida es ahora.

2. Respétate. Hazte caso. Si tu cuerpo te pide que pares, párate.

3. Disfruta de lo que haces y disfruta de las cosas que te gustan.

4. Date tiempo. Pasa tiempo a solas, medita, pasea o baila, dejando los pensamientos de lado.

5. Comparte. Si te apetece compartir con otros, hazlo. Ofrece abrazos, habla sin resentimientos, disfruta de los demás.


Ahora me gustaría que hicieras el siguiente ejercicio de visualización:

Cierra los ojos y respira profundamente tres veces.

Siente como cada parte de tu cuerpo se relaja y como tu mente se centra en la respiración, que poco a poco, se hace cada vez más y más lenta y tranquila.

Ahora imagina que de tu cuerpo comienza a salir vapor de color rosa.

Sale de todas partes: de tu cabeza, de tu espalda, de tus manos, de tu barriga, de tus piernas, de tus pies...

Siente la calidez del vapor que va inundando todo tu cuerpo.

Respira profundamente una vez.

Visualiza como el vapor se va convirtiendo en algo más sólido y cambia a una cápsula que te envuelve como si fuera el capullo de seda del gusano que se está transformando en mariposa.

Imagina tu cuerpo desnudo y cálido dentro de esa cápsula y siente el silencio y la calma que desprende.

Estás muy relajada y te sientes muy feliz y tranquila.

Todo está bien.

Sientes que eres parte de esa cápsula y notas como te vas disolviendo en ella. Tu cuerpo ya no está físicamente allí.

La cápsula rosa comienza a emanar mucha luz blanca, por dentro y por fuera.

Eres luz.

Siente las sensaciones que te produce estar sin realmente estar allí.

Todo es silencio y calma.

Respira profundamente una vez.

Vuelve a notar cada parte de tu cuerpo.

Has regresado del viaje.

Abre los ojos.


votar

martes, 13 de noviembre de 2012

Más Afirmaciones Positivas


Hoy ha estado lloviendo todo el día.

Al mirar por la ventana, he visto como un pequeño pájaro, permanecía encima de las antenas de la azotea.

A pesar de la lluvia, el seguía allí, impasible.

¿Ese pájaro no se mojaba?

Claro que sí. Pero no parecía importarle.


De todas las situaciones se pueden sacar experiencias positivas.

Aunque llueva, aunque te mojes, puedes disfrutar del momento.

Las frases positivas, pueden ayudarte a cambiar tu mente y a modificar tus sensaciones.

Todos podemos crear esas afirmaciones que nos motivan y nos hacen sentir cada día mejor y mejor.

Tan solo, tienes que escribir una frase cada día. Invéntate alguna que te mueva o esté relacionada con tus emociones de ese día:

Si sientes miedo, escribe por ejemplo:

Todo está bien. Confió en mí. Soy una persona fuerte y segura. La vida es maravillosa”.

O si estás nerviosa:

Respiro con tranquilidad. Siento mi respiración lenta y rítmica. Respirar no cuesta trabajo. Todo fluye. Como la vida. Todo está bien”.


Tú tienes la capacidad de cambiar tus pensamientos y lo que sientes, si no te benefician. Tú puedes hacer que tus pensamientos sean constructivos y beneficiosos para tu día a día.

Ahora, me gustaría, que leyeras las siguientes Afirmaciones Positivas, en voz alta:


Hoy es un día perfecto.

Mi salud depende de mis pensamientos.

Hoy decido pensar que soy una persona sana.

Mi cuerpo es parte de lo que soy, pero no soy solo mi cuerpo.

Puedo cambiar si lo deseo.

Cualquier cosa que desee, se hace realidad en mi vida.

Vivo disfrutando cada instante y sabiendo que la vida es ahora.

Soy una persona maravillosa.

La vida es perfecta aquí y ahora.

Todo está bien en mi mundo.

Todo está saliendo bien.

Me quiero.

Soy una persona feliz”.


Lo has hecho otras veces y sabes que puedes conseguir estar más alegre y tranquilo.

Como sabes, verbalizar afirmaciones positivas, no implica cambiar los pensamientos negativos por los positivos, sino dejar de prestar atención a los que no te benefician.

Deja pasar los pensamientos más negativos, deja de centrarte en ellos, no les des poder y tampoco intentes controlarlos. Tan solo dedícate a afirmar los pensamientos beneficiosos.

Eres lo que deseas.

Puedes sentirte cada día mejor y mejor.

Tú puedes.



votar

miércoles, 7 de noviembre de 2012

La vida es ahora

Hola.
Veo que has estado abstraído estos últimos días.
Tu cabeza no ha dejado de darte vueltas y apenas te has percatado de la realidad que te envuelve.
Tienes mecanizado tus actos y tus pensamientos, y solo en pocas ocasiones te das cuenta del aquí y ahora.
En este momento, me gustaría que miraras tu mano derecha. Observarla e imagina que no forma parte de tu cuerpo.
No la reconoces, pero sabes que es tuya. Tú ahora mismo, solo eres una observadora.
Levántate y descálzate.
Observa tus pies. Analiza cada uno de tus dedos e imagina que no forman parte de tu cuerpo.
Muévete, camina despacio por la habitación en la que te encuentras, sintiendo cada paso que das.
No estás en mañana. Estás presente. Aquí y ahora.
Respira profundamente una vez y cierra los ojos.
Mueve tu cuerpo. Mécelo.
Repite para ti: “Estoy aquí”. “Soy una persona feliz”. “Todo está bien”. “La vida es ahora”.
Disfruta de la sensación del movimiento.
Respira profundamente.
Abre los ojos.
Siéntate de nuevo y sonríe.
La vida es ahora.

votar