lunes, 8 de junio de 2009

Sin Miedo


Pasos en la calle. Soledad tras la ventana.
Para muchos, un nuevo día comienza sin nada.
Viven sin su reflejo. Caminan sin prisa pero con miedo.
No se reconocen, por que no son lo que fueron.Recuerdan sin nostalgia. No piensan, sólo actúan. Tras esa máscara de piedra que se han hecho con los años. Tras ese cuerpo lleno de baches y de líneas marcadas.
El pasado era mejor o eso creen. El futuro… una ilusión de la mente más sola.
Sólo les queda un ahora lleno de nada. Sin pasado, sin futuro, sí; pero también sin presente.
Son sombras de lo que desearon y cuando caminan parece como si el peso del mundo, estuviera sobre sus espaldas.
¿Reconoces a alguien en estas líneas? Vivimos muchas veces sin vivir. Ya ni siquiera nos lamentamos… para que… Somos como sonámbulos en busca de nada.
Llegó el momento del cambio. Sonríe, es para ti :-)
Tú y sólo tú, puedes dejar de ser aquello a lo que tanto temías. El miedo es lo que hace: terminamos siendo o haciendo aquello que nos da temor.
Casi todos tenemos miedo a algo. Ya sea a algo pequeño o a algo grande, racional o irracional. Ya sea un miedo por los demás o un miedo propio. Al tener esos pensamientos y sensaciones de miedo, le damos poder. El miedo se hace fuerte en nosotros y de ser algo nimio, termina convirtiéndose en parte de nuestra existencia. Tan arraigado en nosotros, que casi no nos damos cuenta. Pero ahí está, y cada vez que actuamos o pensamos con ese miedo, nos acercamos un poco más a esa sombra que nos asusta.Es mejor vivir sin miedo. Pruébalo. Seguro que repites.
votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: