sábado, 4 de julio de 2009

La vida fluye

Escucha…

Presta atención a lo que está ocurriendo a tu alrededor…
¿Oyes el canto del pájaro? ¿El sonido de tu respiración?

Escucha…

Siente tu cuerpo, acompaña conscientemente a tu respiración a entrar y salir fácilmente de ti…
No cuesta trabajo…

Respiramos aún sin darnos cuenta de ello.
Aunque no estemos pendientes la respiración, ella fluye sin esfuerzo.
La vida también puede ser así de sencilla…
Déjate llevar por ella.
No controles todo lo que ocurre,

Escucha…

Estás en este momento.
Mantente en el aquí y ahora, cada vez por más tiempo.

Sonríe…

Deja que la vida fluya como tu respiración.

Escucha… votar Imprime esta entrada

10 comentarios:

hargos dijo...

ME ENCANTO, MUCHAS VECES NOS OLVIDAMOS DE LAS COSAS MAS SENCILLAS, UN BESAZO PRECIOSA

Laura-Sujami dijo...

Carol, qué bonita entrada!! qué relajante. Son cosas tan sencillas... que no nos paramos a pensar en ello, a sentirlo.

Yo, algunas veces, me salgo al balcón, tiendo la tumbona y miro al cielo, veo las nubes, los árboles, oigo los pájaros cantar. Es precioso donde vivo porque enfrente está rodeado de árboles y al final el campo.

Feliz domingo Carol :)

Angus dijo...

Me gusta la sensibilidad de lo que escribes.

Bipolar dijo...

Inspirador. Gracias una vez más por la motivación.

Soñadora dijo...

Listo Carol! Vengo, leo y renuevo fuerzas para esta nueva semana. En muchas oportunidades es más difícil no hacer nada, que hacerlo, siempre queremos torcer el rumbo de los sucesos.
Besitos,

hatoros dijo...

GRACIAS CAROL AHORA ME DOY CUENTA
BESOS AMIGA

Juan Pedro dijo...

El eterno presente, el río que nunca es el mismo pero que siempre está igual.

Buscamos siempre fuera lo que ya tenemos dentro, como nuestra propia respiración.

Hermosa entrada, felicidades.

Sofía dijo...

Precioso, si actuásemos así iríamos menos estresados.

Saludos.

Olga i Carles dijo...

Felicidades por este bloc tan inmenso y redactado con el corazón.
Cuando te sientes uno con el universo entero, oyes y escuchas todos los sonidos, incluso los que parecen que no existen, pero que en realidad están ahí...
Tu vibración comunica con el todo y ese todo está en ti, nunca te abandona.
Llega un momento en que todo desaparece y se une a la vez. No se puede describir...

RR dijo...

QUE MARAVILLA ESCUCHAR LA VIDA FLUIR Y ESCUCHAR COMO FLUYE LA SANGRE POR TU CUERPO O EL SONIDO CALMO DEL PROPIO CORAZÓN.GRACIAS CAROL