jueves, 17 de septiembre de 2009

¡Cree en positivo!

Todos deseamos creer en algo.
Deseamos creer que todo va a salir bien, que los deseos se cumplen, que los pensamientos negativos se pueden trasformar en otros positivos…

Tenemos ciertos hábitos adquiridos, que nos hacen pensar de un modo negativo o positivo.

Todo se puede aprender y desaprender.
También las cosas que nos decimos.
Solemos quedarnos con los pensamientos negativos, porque en muchas ocasiones parece lo más fácil. Y claro que nos resulta más fácil… tenemos ese hábito adquirido y apenas si tenemos que hacer esfuerzo por pensar así.
Pero, cualquier hábito por fuerte que sea, puede cambiarse con la práctica, por otro hábito más positivo y saludable.

Tal vez los comienzos no sean sencillos, pero los resultados aparecen poco a poco (y lo hacen para quedarse).

Es un proceso lento, que requiere de toda nuestra atención y actividad.

Para ello, hemos de ser constantes y conscientes de los pensamientos que tenemos a lo largo del día.

Plantéate metas pequeñas al principio.
Por ejemplo, cada vez que te cepilles los dientes (o estés haciendo el desayuno, o de camino al trabajo o a clase), repite para ti: hoy me daré cuenta de los pensamientos negativos e intentaré no hacerles caso…

Cuando hayas interiorizado el darte cuenta de esos pensamientos negativos que te atan, a la semana o más tarde (cuando estés preparado o preparada), cada vez que hagas esa actividad, repite para ti: hoy me daré cuenta de los pensamientos negativos e intentaré sustituirlos por otros positivos…

Poco a poco, ante situaciones que creías negativas (como encontrar aparcamiento: “no voy a encontrar ninguno”, o esperar tu turno en el banco: “no voy a terminar nunca”…), aparecerán casi sin esfuerzo esos pensamientos positivos que has ido reforzando en ti (“sé que hay un aparcamiento para mí”, “paciencia, la espera no será eterna”…).

Recuerda: con constancia, día a día y poco a poco, lo conseguirás.
Sólo tienes que creerlo :-) votar Imprime esta entrada

7 comentarios:

Sofía dijo...

Yo soy una persona bastante optimisma, aunque sí es cierto que a veces me pueden las circunstancias.

En fin, lo intentaré, jeje.

Besos.

Soñadora dijo...

Carol, es un buen consejo que tomaré en cuenta. Suelo ser positiva, pero a veces hay momentos en que me dejo llevar y caigo en pensamientos negativos! Lo tendré presente.
Gracias,

la.eu dijo...

Sabes Carol, a veces solemos ser negativos porque nos da miedo de que lo que pensamos o deseamos no se cumpla, y entonces decimos “mejor es ponerme en lo peor y así sufro menos”. Pero llevas razón, si tu pensamiento es positivo, las cosas suelen verse de forma distinta y las situaciones en la vida se presentan con más optimismo.
Un beso

Pablo Marín dijo...

Hola Carol, he descubierto tu blog por casualidad (o por causalidad) y me encanta poder ver por fin, un blog con estos contenidos. Soy de los que cree firmemente en lo que dices, pero tambien tengo que trabajarmelo dia a día, porque si no lo hago así, tiendo a irme "al lado oscuro"...

Me encantaría,si te apetece, hacerme seguidor tuyo y poder compartir opiniones y vivencias.

Un fuerte abrazo

pd como veo que te gustan la música te paso la dirección de mi blog musical y mi blog viajero para que los visites si quieres (he dejado la llave bajo el felpudo) http://nuestrarosadelosvientos.blogspot.com/ y http://acartonators.blogspot.com/

RR dijo...

Completamente de acuerdo, sabes tienes razón, es más facil vivir en lo negativo por lo aprendido, ese es el benefico que se saca para no salir de ahi, que seguir en lo conocido no crea ningun esfuerzo y querer transformarlo exige mucho esfuerzo....gracias.

Anónimo dijo...

Hello,
Just wanted to introduce myself.. Im Sean... glad to be here! Does anyone have any recommendations / advice on using this site?

Carol dijo...

Hello Sean! Glad you read my blog :) To read it, on the right side of the page, have a search engine and also a section of categories (and most read entries.) I wish you like it! A hug!