miércoles, 23 de febrero de 2011

Abrazos



Cierra los ojos y respira profundamente tres veces.

Imagina que te transformas en un oso.

Estás tumbado en el césped de un gran bosque.

Observa el paisaje.

Te rodean altas montañas y altos árboles.

A tu lado, hay un riachuelo, con peces saltando.

Todo está en calma.

Te levantas y caminas despacio.

Todo tu cuerpo se mueve al andar.

Estás muy tranquilo.

Sigues el riachuelo y llegas a la entrada de una cueva.

Tú casa.

Allí te espera otro oso, que está de pie y con las patas delanteras en cruz.

Te acercas sigiloso.

Te pones en pie delante del otro oso y le abrazas.

Siente como te llenas de energía y calor.

Os quedáis abrazados un buen rato, con los ojos cerrados.

Al abrirlos, te das cuenta de que ya no eres un oso. Vuelves a ser tú, pero aún abrazas al oso.

El oso sigue abrazándote y dándote su energía.

Respira profundamente una vez.

Abre los ojos. votar Imprime esta entrada

7 comentarios:

Jabo dijo...

Por un momento he sido oso!. Gracias.
Abrazo ursino.
Jabo

Anónimo dijo...

muchas gracias esta hermosa la reflexion :D

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola

Hoy mismo voy a hacer esta visualización. Me encantan los abrazos, me reconfortan, sobre todo, si son sinceros.

Besotes.

Carol dijo...

Jabo: De nada :) Muchas gracias y Muchos Abrazos ;)

Anónimo: Gracias :) Un abrazo

Mandalas: Gracias por tus palabras. Los abrazos te hacen sonreir aunque no quieras :) Un beso ;)

MarianGardi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MarianGardi dijo...

Yo lo imagino, pero no me gustaria ser un oso, prefiero una ardilla que salta de rama en rama.
Y las ardillas tambien se abrazan eso si jejeje
Dame un abrazoooo de Oso

Alex Sanchez dijo...

Justamente hace un rato, antes de ver lo que publicaste, me estaba diciendo a mi mismo de meditar mas amenuda , así que gracias por esta imagen nueva , nunca lo habria pensado, gracioso interesante y contacto total con la naturaleza. saludos