miércoles, 4 de abril de 2012

El poder de las palabras


Desde hace ya mucho tiempo, solo escuchamos en las noticias que hay crisis. Casi todos los medios de comunicación y casi todos los dirigentes de los países, están continuamente advirtiéndonos de que algo no marcha bien.

A más de una persona, el tintineo constante de noticias poco aragüeñas, les sumerge cada vez más en el descontento y la desesperación. Aunque realmente ellos no tengan los problemas que se escuchan en la radio, se sienten ahogados ante las olas de miedo que generan.

A pesar de que nos sentimos únicos, cada uno de nosotros estamos conectados con los demás y formamos un todo. Cada sociedad, sea del continente que sea, está marcada por las relaciones humanas entre sus miembros. Todos y todas, nos relacionamos todos los días con varias personas. Y lo creas o no, dejas tu propia huella en ellos. Aunque tan solo hayas dado los buenos días al conductor del autobús… todos nos influimos.

Las palabras tienen el mismo poder que los pensamientos  que tenemos. Si un pensamiento en positivo, nos puede llevar a superar un miedo, una palabra también positiva y dicha en el momento adecuado, puede hacer cambiar de opinión a más de uno. También a nosotros mismos.

Lo que ocurre, es que no somos conscientes de lo importante que son las palabras. Hoy, me gustaría que no solo analizaras lo que tú dices y como lo dices, sino que te fijes en lo que escuchas a lo largo del día… ¿Son noticias negativas que producen miedo?, ¿son gritos de conductores de camino al trabajo?... O por el contrario, ¿escuchas palabras que te animan a ir hacia delante y a ser más feliz?

Observa todo lo que te rodea. Y analiza sin reparo las palabras que te hacen caer en un agujero.

Todos los días escuchando lo mismo y viendo lo mismo, puede hacernos personas sin motivación y sin ganas de vivir.

Reacciona. Muévete. Y capta otras palabras más constructivas. Están, aunque no nos demos cuenta.

Por eso, después anota todo lo que no te sienta bien, haz el ejercicio contrario: Apunta en un día, todas esas palabras positivas y agradables que escuchas. Céntrate en ellas y dales el poder que se merecen en tu vida.

Recuerda: Eres una persona maravillosa, mereces todo lo bueno que te pase y que hay un camino de esperanza.

¿Hasta cuándo vas a esperar para salir de esa burbuja de malestar en la que vives?

Tú puedes.

Dale el poder que las palabras tienen.


votar Imprime esta entrada

5 comentarios:

LOLI dijo...

Justamente anoche vi la pelicula Verbo,la has visto?
Se ve que todo a mi alrededor me está diciendo que ojito con las palabras y de lo importante que es.

Gracias.

Carol dijo...

Hola LOLI :) No. Todavía no he visto la pelicula (estoy pendiente de hacerlo) :D
De nada guapa! Muchas gracias por el comentario!
Un beso!

Carol dijo...

Ya he visto la película :) Me ha gustado mucho ;) Y sí... Parece que tu alrededor y las "coincidencias", te dicen que las palabras son importantes :D Nosotros creamos nuestra realidad en base a ellas y a lo que pensamos y creemos. Creamos y cambiamos lo que nos rodea. Como en la película: Somos Verbo ;) Besos guapa

software architecture dijo...

Hermosa pelicula

Carol dijo...

Cierto software architecture :) Gracias por comentar. Un saludo