miércoles, 10 de abril de 2013

Con los ojos abiertos




Observa la fotografía…
¿Qué es lo que más te llama la atención?
Puede ser que tan solo te hayas percatado de la señal advirtiendo de un peligro cercano…
O tal  vez, has obviado esa indicación y te has centrado en la montaña nevada…
Sea como sea, el camino que seguíamos, era el mismo para todos… La misma carretera, el mismo sendero, la misma vía…
Sin embargo, algunos han disfrutado del paisaje y otros han estado alertas ante posibles amenazas… Sin deleitarse realmente de cada paso.
En nuestro día a día, las señales de peligro o de advertencia, están muy presentes…
Parece que tengamos que estar con mil ojos por si ocurre alguna tragedia…
Pero si ese estado de alerta, se prolonga en el tiempo y cada día lo hacemos nuestro como si fuera la norma, terminamos enfermando, sin energías y llenos de ansiedad…
Ante el estrés diario, tenemos que abrir más los ojos y observar las montañas que sin duda, tenemos delante.
Hay miles de imágenes gratificantes y que nos proporcionan paz y relajación en todo momento… Aunque nuestra mente se empeñe en no verlas, están ahí.
Por eso, hoy te animo a que observes realmente lo que te rodea.
Por ejemplo, cuando vayas en el autobús o caminando, deja de centrarte en tus pensamientos recurrentes y dedica un tiempo a observar no solo a lo que está más cercano, sino al paisaje más alejado.
Cada uno de nosotros, decide en que centrarse. Si solo en los peligros que creemos que nos acechan o en las maravillas que nos rodean… Un árbol, un pájaro, las nubes en el cielo o los rayos de sol atravesando la calle…
Cada día es único y especial.
¡Abre los ojos!




votar Imprime esta entrada

2 comentarios:

Ana dijo...

Buen consejo! :-) Gracias!

Abrazo en la Luz.

http://frasesdedios.blogspot.com.es/

Carolina Sánchez Molero dijo...

De nada Ana ;) Muchas gracias a ti por tus palabras :D Un Abrazo de Luz para
ti guapa :)