miércoles, 3 de junio de 2015

¿Para qué sirven las quejas?

Hola.
¿Eres consciente de las veces que te quejas a lo largo del día?
Tus pensamientos negativos van tomando forma con cada lamento que expresas…
“No voy a ser capaz”, “No creo que pueda”, “Todo me sale mal”, “Sé que no lo voy a encontrar”, “No estoy a gusto”…
A cada paso que das, en cada decisión que tomas, está tu fuerza de voluntad y tu tesón para hacer y ser lo que deseas en el futuro.
Hoy te animo a que estés un solo día sin quejas.
Sé consciente de tus pensamientos y de tus palabras.
Cuando una frase poco alentadora salga de tu boca, reflexiona y comienza de nuevo la formulación:
Sé que soy capaz”.
Voy a poder”.
Todo me va a salir bien”.
Lo encontraré”.
Estoy bien y me siento bien”.
Acompaña cada afirmación con un movimiento enérgico de cabeza o de manos o de cuerpo.
Eres mucho más de lo que te planteas y todo comienza con un pequeño cambio de consciencia.
Vive en este presente. No en el futuro o en realidades paralelas.
Estás aquí y ahora y si estás disconforme con tu entorno o contigo misma, es el momento adecuado para darte cuenta. Solo así, comenzará el cambio.
Todas las quejas se hacen añicos cuando te fijas en ellas y las transformas en fuerza nueva.
Si vuelves a quejarte a lo largo de este día sin quejas, no pasa nada.
Sigue por donde lo habías dejado.
No hay como caer para poder levantarse con más ganas y motivación.
Dale las gracias a esas quejas por abrirte los ojos.
Ya no las necesitas.
Poco a poco, te irás dando cuenta que tu día se va transformando en algo más agradable.
Las personas que te evitaban, ya no lo hacen. Mucha gente es amable contigo e incluso la suerte te sonríe.
Cambia tu mente para cambiar tu mundo.
Tú puedes hacerlo.
¡ÁNIMO!


votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: