martes, 3 de mayo de 2016

Sigue vivo


Cuando te sientas cansado y hastiado por lo que te rodea, abre bien los ojos y asegúrate de que sigues vivo.

Si tienes una respiración lenta y constante, es que tienes aún mucha vida en ti.

No te desanimes.

Todo tiene solución.

Cuando te sientas sin fuerzas, recuerda momentos en los que te levantaste sin miedo.

Eres una persona maravillosa.

Céntrate en ese alguien o algo que te levanta y deja de lado los que te hunden.

En tu mano está ser feliz.

Despeja tu mente de nubes.

Tú puedes.

Siempre has podido y siempre podrás hacer y ser lo que te propongas.

Camina.

Sigue viva.

Mereces ser feliz.

Sé feliz.


votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: