lunes, 26 de diciembre de 2016

La impermanencia


Y pasa la vida.

Igual que las aspas de un molino,

La vida sigue girando. 

Un segundo.  Un minuto.  Una hora...

El beso que no diste, se diluye en la nada.

El abrazo que no sentiste, se quedó huérfano de tus caricias. 

El te quiero que no dijiste, se ha convertido en recuerdo...

Pero...

Igual que las aspas de ese molino, todo vuelve a pasar.

Ese segundo. Ese minuto. Esa hora... ese beso. Ese abrazo. Ese te quiero... volverán. 

Y tú estarás ahí para agarrarlos. 

La vida no es más que esto.

Y aún estás vivo.

Sigue el aroma del ahora y disfruta.

Sé feliz.


votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: