lunes, 8 de junio de 2009

Hacer lo que nos gusta


Reflexiona un momento…
¿Qué te hace feliz?
¿Leer un buen libro, pasear con la familia, escribir, cantar, bailar…?
¿Cuántas veces al día haces lo que realmente te hace feliz?
Tal vez dos veces, una… Ninguna…
El día a día suele pasar muy rápido. Cuando quieres acordar ya son las 9 de la noche, y no has hecho nada que te haga sonreír.
Piensas: Ya tendré tiempo cuando llegue el fin de semana, o las vacaciones, o cuando me jubile haré lo que me gusta de verdad…
Y vas posponiendo. Y posponiendo. Y el fin de semana no puedes hacerlo, por que has de hacer miles de cosas (la casa, estudiar, trabajo atrasado, salir de fiesta aunque no te apetezca…), y en las vacaciones tampoco sacas tiempo para ti.
Y llegas a la época de la jubilación, con millones de cosas pendientes por hacer. Son tantas, que ya ni te acuerdas. Intentas hacer lo que de verdad te gusta y te entusiasma, pero tampoco hay tiempo para ti. O eso crees. Y sigues posponiendo.
Y un día llegas a la antesala de tu muerte, y miras hacía atrás y ves todo lo que habías deseado y no has hecho: escribir, viajar, pintar cuadros, leer miles de libros, bailar, poner un negocio… y te das cuenta de que ya no hay más tiempo para posponer.
Como escribió Elisabeth Kübler-Ross llegando al final de su vida (en su libro “La Rueda de la Vida”):
“Debemos vivir hasta morir.Es importante que hagamos solamente aquello que nos gusta hacer. Podemos ser pobres, podemos pasar hambre, podemos vivir en una casa destartalada, pero vamos a vivir plenamente. Y al final de nuestros días vamos a bendecir nuestra vida porque hemos hecho lo que vinimos a hacer”.
No pienses más. No pospongas más. Haz hoy algo que te gusta, sal, grita, baila, canta… ¡Vive!
votar Imprime esta entrada