lunes, 8 de junio de 2009

Busca el silencio


Dedica una parte de tu tiempo libre a estar solo o sola.
Cualquier momento es bueno.
Puede ser por la mañana, cuando vas a trabajar, dentro de tu coche o del autobús o tren que te lleva.

Puede ser por la tarde, en cualquier habitación de tu casa.
No hace falta que estés físicamente solo o sola.
Nada más que has de estar dispuesto a dedicarte unos minutos a ti mismo.
Cuando estés preparada, cierra los ojos y respira profundamente tres veces.
Entonces, cuando haya silencio en tu mente, dite hola.
Salúdate como si tú fueras otra persona.
Pregúntate como estás. Si deseas algo. Si te falta algo. Si todo está bien.
Espera tu respuesta y hazte caso. Haz caso a esa parte de tu cuerpo que desde hace tiempo “te habla”, te duele o molesta. Haz caso de esa parte de tu mente que no está conforme, que no tiene buenas sensaciones. Haz caso de ti mismo.

Y cuando estés listo, abre los ojos de nuevo. Respira tres largas veces y sonríe.

Tú eres importante.Tanto como los demás lo son para ti.
No lo olvides.No te olvides y escúchate cada día.
votar Imprime esta entrada

2 comentarios:

EUR USD dijo...

Como comente en una entrada anterior... creo que este blog tiene sentido, o por lo menos yo lo encuentro muy valioso a nivel emocional, me parece este ejercicio muy interesante, y lo voy a poner en practica, creo que me traera muchos beneficios... un gran saludo... y sigue escribiendo...

Carol dijo...

Hola de nuevo EUR USD :) Muchas gracias por tus palabras de aliento :D Me gusta mucho que encuentres valioso el blog! Sigo escribiendo ;) Un fuerte abrazo