sábado, 20 de junio de 2009

“¡Me siento bien!”

A veces nos ocultamos detrás de nuestras dolencias físicas.
En ocasiones, dejamos de ser nosotros mismos, y creemos ser nuestro dolor o nuestra “enfermedad”.

Algunas palabras que resuenan en nuestra cabeza, son:
- Estoy fatal… Me duele mucho el cuello y la cabeza (o la espalda, la pierna, el brazo, la mano…)… No voy a poder hacer lo que tenía pensado… Este dolor me está matando…

Entonces, acudimos a una medicina casi sin pensar. Pero “curiosamente”, muchos de nuestros dolores, no son más que un aviso que tiene nuestro cuerpo para que le prestemos atención. A veces no necesitamos realmente esa medicina, sino hacerle caso al cuerpo (“descansa”, “siéntate”, “duerme más”, “haz ejercicio”, “come mejor”…”).

Mi abuela Ana, en muchas ocasiones (y con una gran sonrisa en la boca) me contaba, que un día, estando trabajando en su tienda de comestibles, le dolía muchísimo la cabeza y los pies, y decidió tomarse una aspirina. Se la metió en el bolsillo de la bata y continuó atendiendo a los clientes. El dolor de cabeza y pies se fueron, y pensó: "Menos mal que me tomé la aspirina, sino no habría podido terminar el día...". Cuando acabó la jornada de trabajo, y se echó mano al bolsillo, descubrió con gran sorpresa, que se había olvidado de tomar la aspirina…

Cuando estés enferma o te duela algo, quéjate en voz alta una vez (que quejarse también es bueno), pero luego respira profundo y pregúntale a tu cuerpo que quiere. Indaga si realmente ese dolor oculta algo a lo que no te quieres enfrentar, o si esa identificación con la enfermedad, no es más que una barrera de protección ante los demás…

Date ánimos a ti mismo. Habla con el dolor como si fuera una persona. Dale las gracias por estar ahí, avisándote. Y centrado en él, ordénale que se vaya, dile que no lo necesitas, dite que tú eres mucho más que una enfermedad o un dolor.

Repite con energía en voz alta:

- ¡Me siento sana/o! ¡Me siento bien! ¡Me siento estupendamente! votar Imprime esta entrada

8 comentarios:

Laura-Sujami dijo...

Excelente Carol, enhorabuena por la entrada. Realmente yo también lo pienso así, cuando algo nos duele o tenemos alguna queja, debemos preguntarnos de manera consciente qué mensaje esconde ese dolor, esa queja, ese llanto, que nos quiere transmitir. Nuestro cuerpo nos está hablando y le estamos ignorando. Es muy importante prestar atención a todas las señales y mensajes que recibamos, para ello hay que estar muy alerta y luego saber definir el por qué.

Un besito Carol y feliz domingo :)

lys dijo...

▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████

Me lo repito y es verdad me siento estupenda. Espero recordar decírmelo cuando sea necesario.

Te dejo el osito y un beso.

Soñadora dijo...

Carol, es un consejo para ser tomado en cuenta, ojalá lo recuerde en esos momentos.
Besitos,

Normis dijo...

Siempre vale la pena pensar en positivo !!!!
excelente entrada , deja mucha fuerza y ganas de seguir con optimismo ....
abrazotes y feliz resto de semana

cuentapasos dijo...

Exquisita lectura os agradezco por compartir.
Saludos

cuentapasos dijo...

Exquisita lectura os agradezco por compartir.
Saludos

distribuidor de fuentes de alimentacion dijo...

Uff.. ojala pudiera decir en voz alta a menudo eso de me siento sano!! pero la verdad es otra, y no es facil a veces levantar cabeza...
Un saludo!

RR dijo...

cuando uno se empeña en estar mal, lo esta, eso seguro y efecto placebo es total.De nuevo comparto lo escrito.gracias