jueves, 6 de agosto de 2009

Escucha ...


A veces no sabemos comunicarnos con las demás personas.

Miramos a los otros, y vemos como su boca se abre y de ella salen sonidos. Pero no somos capaces de entender lo que dicen.

En ocasiones nos hablan, pero nosotros no les prestamos atención. Estamos en nuestras cosas. Sumergidos en nuestros propios “problemas”: “- Quién tiene ganas de escuchar esas historias”, pensamos…
Creemos que no nos hace falta oírlas, que con estar allí delante de aquel amigo que nos cuenta sus anhelos, es suficiente. Pero muchas veces, esto sólo, no es bastante.

Todas las personas necesitamos sentirnos apoyados (seamos niños, adultos o ancianos), que los demás entiendan lo que pensamos y sentimos. Saber que hay alguien ahí que nos escucha y que nos comprende.
En esto, todos nos parecemos. Somos como los demás.

Es importante que desarrollemos la empatía. Saber ponernos en el lugar del otro, y darnos cuenta de las necesidades que tienen a simple vista.
La comunicación y las relaciones se hacen sencillas entonces.

Solo es cuestión de saber escuchar. Escuchar al que está delante de nosotros. Pararnos a oírle de verdad.
Entonces la escucha se vuelve activa. No sólo le estamos escuchando, sino que además vemos sus gestos, su expresión, su tono de voz… y entonces “averiguamos” como se siente esa persona por dentro.
Y en ese momento, el simple hecho de estar delante de esa persona basta. El simple hecho de estar mirándolo, asintiendo y escuchándolo, ya es suficiente. Y lo es, por que cuando escuchamos activamente, sí estamos comunicándonos con el otro. Éste se da cuenta de nuestra conducta y su expresión cambia. Si tenía algún “problema” se va diluyendo en las palabras, y si contaba una anécdota divertida, su sonrisa es cada vez más alegre.

Hagámoslo… escuchemos a los demás como si fuéramos nosotros mismos. Hagamos que la comunicación se vuelva más fácil.
votar Imprime esta entrada

10 comentarios:

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Me encanta esta entrada porque todo lo que dices es ls pura verdad.
Estamos en una sociedad que no nos paramos a escuchar a los demás.Las prisas nos come y no sabemos saborear las relaciones sociales.
Para mi es prioritario,tanto es así que dedico varios dís a la semana en prestar atención a los mayores de mi pueblo sentandome horas con ellos y ESCUHÁNDOLES HABLAR.Que maravilla,cuanto se aprende.
Un saludo

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Me encanta esta entrada porque todo lo que dices es ls pura verdad.
Estamos en una sociedad que no nos paramos a escuchar a los demás.Las prisas nos come y no sabemos saborear las relaciones sociales.
Para mi es prioritario,tanto es así que dedico varios dís a la semana en prestar atención a los mayores de mi pueblo sentandome horas con ellos y ESCUHÁNDOLES HABLAR.Que maravilla,cuanto se aprende.
Un saludo

Xtiam Morales dijo...

¡Qué bonita entrada!
Exacto, así es, "escuchemos a los demás como si fuéramos nosotros mismos".

A veces estamos acostumbrados a que nos escuchen todo el tiempo, que lo demás nos pongan atención y que nos ayuden con nuestros "problemas". Pero nosotros no siempre estamos para quien necesita ser escuchado y atendido.

Muy buena entrada. Saludos.

Anónimo dijo...

Siempre les dije a mis hi@s, no hagais ni digais nada que no quisierais para vosotros. Dentro de este pensamientoo se puede incluir, "escuchar", si no escuchas, nunca serás escuchado, y seguro que en algún momento es precisamente eso lo que necesitas para seguir adelante.
Presta atención a los demás y al entorno, que no se pierda el significado de "ser humano"

Selu dijo...

Me apunto y quiero hacer eco de lo que aquí dices. Creo que ha llegado la hora de despertar y buscar nuevas formas. Gracias por esta entrada tan necesaria.

Ángeles Make Up dijo...

Qué lindo blog! te felicito, seguiré leyendo. Besos!

ana dijo...

Haciendo una pausa en mis vacaciones, por fin paso a saludarte mi niñaaaa, y creo que me quedo, que lo que veo me gusta.

Un besito muy fuerteeeeeeeee.

Soñadora dijo...

Carol, un excelente consejo el que nos dejas hoy. Cuantas veces escuchamos sin escuchar realmente.
Besitos

hatoros dijo...

EFECTIVOS ESCRITOS LOS TUYOS
AYUDADO SOY DE NUEVO
HASTA PRONTO

RR dijo...

En mi profesión la EMPATÍA, es fundamental y lo traslado a mi vida cotidiana, amigos, familia, conocidos...etc...La empatía hace que fluyan las relaciones....gracias preciosa