miércoles, 2 de junio de 2010

Tener Paciencia

No hay diferencias cuando tenemos un dolor.

Da igual que sea emocional o que sea físico.

Cada uno siente ese dolor como propio, distinto al de los demás.

En cualquier proceso de cambio, siempre tiene que haber un periodo de adaptación.

Cuando atravesamos alguna circunstancia que nos hace daño, que nos duele, ya sea física o emocionalmente, tenemos que sentirnos tranquilos y tener paciencia, para afrontar los cambios que se avecinan.

Aunque en ocasiones el cambio puede que nos de miedo, el cambio es necesario. De hecho, si no fuera por los cambios, nunca habríamos evolucionado.

Tienes que saber, que es normal que tengas miedo al cambio, que es normal que tengas miedo a pasar dolor. Somos humanos.

Pero a pesar de ese miedo, podemos seguir adelante. Podemos esforzarnos para que ese miedo, llegue a disiparse en el cambio.

Las etapas en la vida, se van agotando, pero cada etapa tiene una cosa buena, más bien, muchas cosas buenas.

Como somos lo que fuimos, y seremos lo que somos ahora, céntrate en tu mente, céntrate en tus pensamientos y en tu forma de actuar con los demás. Sé consciente, aquí y ahora, de quién eres, de cómo eres, de qué sientes, de cómo actúas con otros, de cómo actúas contigo mismo o contigo misma. De si te escuchas cuando tienes que escucharte, de si oyes a los demás cuando te dan consejos…

Nadie se va a intercambiar por ti en ninguna situación de tu vida. Todas las experiencias que vivas o que estés viviendo son tuyas y solo tuyas.

Podemos ser pacientes y no tener expectativas acerca de los cambios. No pensar, que va a pasar esto o aquello. Simplemente estar ahí y tú eres la única persona que sabe lo que estás sintiendo. Lo que te está pasando.

Aunque puedes compartirlo con otros, puedes comunicarte con ellos, contarles tus cosas, tus problemas, tus dolores. Eso es muy bueno. Te ayudará ha superar ese cambio por el que estás atravesando.

Y tienes que recordar, que todo pasa. Que el tiempo pasa.

Que ahora estás aquí, en ese torbellino de cambios, en esos dolores que te despiertan por la noche o en esa pena que casi no te deja comer. Todo es cuestión de tiempo. Y de paciencia. Sin adelantarte a acontecimientos futuros. Sin desear cosas que ya pasaron anteriormente. Solo céntrate en el aquí, en el ahora. Y pronto, como si no quisieras darte cuenta, todo habrá pasado. Y estarás en ese futuro que anhelas, para que el dolor y la pena desaparezcan o disminuyan. votar Imprime esta entrada

12 comentarios:

varices dijo...

Antes que nada quiero decir que es muy lindo el blog, porque con estas cosas que escriben ayudan a muchos a superar momentos difíciles de la vida. En mi caso este post me viene muy bien, lo que pasa es que no es fácil tener paciencia cuando sufre de algún dolor, es cierto que todo pasa y que el tiempo cura muchas heridas, pero mientras uno transcurre por este camino parece que nunca se termina, pero bueno, como bien dicen.... paciencia....

Impresoras en Vizcaya dijo...

Dicen que la paciencia es la madre de la ciencia. Pero la verdad es que hay casos que ni el propio refranero tiene razon.

Nela dijo...

Yo soy una firme postulante de que pensar en positivo ayuda y mucho, porque lo he vivido y lo sigo viviendo.
Hace años a mi marido, le detectaron un cáncer y le dieron, como mucho 9 meses de vida, pero no nos rendimos al desaliento, aprendimos a vivir el día a día y no pensar en el mañana, y ada día vivido era un logro, y siempre con la ilusión puesta en al recuperación.
Se recuperó, y falleció a los ocho años y medio de aquel diagnostico, de un ataque al corazón.
un beso
Nela

Me he llevado tu enlace a mi blog

Nela dijo...

Hola de nuevo Carol, vengo a decirte que hoy patrocinas mi post.
Puedes verlo en
http://laporteriadenela.blogspot.com/2010/06/citibank-despide-una-empleada-por-ser.html

Besos
Nela

Soñadora dijo...

Muchas gracias por la tranquilidad que infundes.
Besitos,

caribú dijo...

La vida es “un viaje en un tren”, con un comienzo y un final de trayecto. Sin embargo, es el viaje lo que importa, a pesar de todos los inconvenientes. Cada instante es eterno, como un soplo de vida y el amor no sabe de tiempo, aunque el reloj lo transforme en polvo de arena. Yo, a veces, me siento un “caribú”, por esta razón debo de ponerme frente al espejo una vez más. Gracias Carol por ser como eres, muy especial.

favoritos mundial sudafrica dijo...

muy positivo, realmente el blog. hay que cultivar paciencia en muchas situaciones de la vida. pero con los otros, si nos hacen dano de alguna manera, hay que decirselo. de forma simpatica y educada, pero hay que decirlo. a veces se confunde la paciancia con la aceptacion.

Anónimo dijo...

Me encanta tu blog

cesped artificial dijo...

Muchas gracias por la ayuda que me brindas en tu blog
Te leo siempre y encuntro cosas muy interesantes
Eres una luz que guia mi camino

venta de farmacias dijo...

Es muy bueno en momentos de dolor o de ansiedad poder mantener la calma y tener paciencia, solamente que muchas veces es muy difícil lograrlo, creo que siempre se necesita de ayuda.

Anónimo dijo...

esta muy buena esta información ya que me esta ayuda dando mucho en mi relación tengo 8 meses de casada y estoy pasando por una dolorosa situación con dios jehova saldré adelante solo mantendré paciencia y muy pronto estaré con mi esposo,
E.Y.B DE ESLAVA

Anónimo dijo...

Muy bueno tu blog, te felicito, actualmente estoy atravesando una situación emocional muy dolorosa, con la ayuda de dios espero salir adelante, sin mirar atrás y sin tener miedo al futuro. Gracias por tus artículos.