miércoles, 29 de septiembre de 2010

Tú Cambias El Mundo

A veces, nos dejamos "vencer" por la desidia y la desesperación.
Vemos las noticias en la televisión, las leemos en el periódico, o las escuchamos por la radio, y en más de una ocasión, nos llenan de desesperanza.


Pensamos que todo está mal, que no se puede hacer nada para mejorar las cosas. Que todo seguirá sin solución…

Sean noticias “buenas” o “malas”, nosotros, nos solemos quedar con las malas. Vemos las buenas y sonreímos (como por ejemplo, si alguien descubre algo que ayudará a muchas personas a estar mejor), pero las olvidamos fácilmente.

Las malas (aquellas, que nos desasosiegan, nos enfadan o nos indignan), por el contrario, las recordamos y las comentamos a menudo, con los demás.

Cada uno de nosotros tiene un poder.


Tú tienes el poder de cambiar tus acciones y tú manera de pensar.
 Podemos focalizar nuestra energía solo en las cosas malas que pasan, y estaremos sin voluntad para hacer nada. Nos inhibiremos ante tanto “desastre”. Pensaremos que la realidad es esa y solo esa: un mundo negativo, lleno de cosas terroríficas. Y nos influirá en nuestro ánimo. Seguramente nos seremos muy felices.

Pero podemos abrir nuestra mente, a las situaciones y noticias positivas que pasan en el mundo, no quedándonos solo con una parte de la “realidad”.

Un mundo mejor y más amable, es posible.

Todo irá bien si nos focalizamos más en lo positivo de la vida.

Recuerda:
Son las pequeñas acciones y los pensamientos de cada uno, lo que cambia el mundo. votar Imprime esta entrada

6 comentarios:

Carmen Rosa dijo...

Hola Carol, me encantó tu blog, estamos vibrando muy parecido. El pensamiento positivo tiene que prevalecer sobre todo lo que nos sucede, soy una convencida de eso.
Un abrazo y muchas gracias por la visita y por seguirme.

Soñadora dijo...

Creo que siempre hay que pensar en positivo Carol, como lo dice el título de tu blog.
Besitos,

Jabo dijo...

Hola, el pensar en positivo, y llegar a convertirlo en hábito, te hará ver las cosas de otra manera y ayuadará a ser más feliz.
Abrazo. Jabo

Ana Belén dijo...

¡Hola Carol! muchas gracias por la entrada, me ha venido muy bien leerte.
Es verdad que podemos cambiar el mundo si empezamos por mejorar nosotros mismos. Un gesto amable, una sonrisa, perdonar (a nosotros mismos y a los demás...)son actitudes que aportan felicidad ¡y lo mejor de todo es que son contagiosas! así, podemos provocar una epidemia de alegría donde quiera que vayamos;)

Un beso!

Millz dijo...

Hola autora. Hoy te escribo para decirte que comparto totalmente tu pensamiento, que me refuerza leerlo y que te he votado en Bitácoras. Si quieres y puedes, yo participo con los tres míos, pero éste que es un Blog muy querido para mi,pertenece a la Categoría "Viajes". Pienso que puede gustarte. http://viajandoporelfindelmundo.blogspot.com.
Un abrazo

Casa Rural Estella dijo...

Muchas gracias Carol, por esta expresion tuya , me llena de optimismo ya que parece me hubieras leido el pensamiento. Un abrazo