miércoles, 4 de mayo de 2011

Sin Pensamientos



¿Qué pasaría si de pronto te convirtieras en una pelusa?
 
Seguramente las cosas que ahora te preocupan, dejarían de tener importancia.

Ya no pensarías. Ni sentirías. Ni tendrías necesidades como comer o beber agua.

Podrías ver el mundo desde todas partes. Creyendo que lo que te rodea, es lo único que existe.

Veamos qué ocurriría:

Dirígete a tu habitación. Deja la ventana un poco entreabierta, pero con la persiana algo bajada.

Intenta que nadie te moleste durante unos pocos minutos.

Túmbate en la cama, cierra los ojos y respira profundamente tres veces.

Relaja todo tu cuerpo y siente como poco a poco, te vas hundiendo en la cama en donde estás.

Con los ojos cerrados, visualiza la ventana e imagina que te elevas muy lentamente y te diriges a la pequeña rendija.

Te sientes cada vez más ligero. Tu cuerpo ya no pesa. Giras la cabeza y observas la cama. Allí estás. Tumbada…

Te observas y compruebas que eres una minúscula pelusa. Tan pequeña y ligera, que el poco viento que hay en el cuarto, te lanza al exterior sin tú poder hacer nada para impedirlo.

Poco a poco, vas cogiendo altura. No sientes miedo. Flotas cada vez con más facilidad.

Descubres que a tu lado, muchas otras pelusas, te acompañan.
Voláis  a ninguna parte. Pero todas movidas por el mismo viento, vais en el mismo sentido.

Respira profundamente una vez.
Déjate llevar. Déjate mecer por el aire.
Comprende qué significa ser tan solo una pelusa.
Observa tus preocupaciones ahora. Ya no están.
Intenta pensar en tu pasado o en tu futuro… No existen.
Tan solo te dejas llevar por los cambios en el viento.
Disfrutas de la sensación de paz y tranquilidad.

Flotas encima de las casas, de los árboles y te meces con el sonido de las nubes.
Quédate con esa sensación, mientras comienzas a mover lentamente tu cuerpo.

Respira profundamente una vez.
Abre los ojos.
votar Imprime esta entrada

12 comentarios:

Fibonacci dijo...

Muy bonito y me ha encantado lo que has reflexionado...una bonita enseñanza, pero mientras te estaba leyendo, he pensado, ahora viene la limpiadora comvulsa y quita el polvo y me lleva a la basura...un besote preciosa

Jabo dijo...

Has conseguido que me relaje.. pensando que era una pelusa!
Abrazo. Jabo

METAMORFOSIS dijo...

jo...que bien me he sentido después del ejercicio....ahora cuando vea volar las pelusas de los árboles no las miraré con tanta manía....al contrario, las miraré con cariño no vaya a ser que alguno de vosotros esteis dentro.
Besos 1000. Y de verdad, planteate el tema de grabarlo, hacer un CD o algo....

Melannie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
taio dijo...

genial post,felicidades

Carol dijo...

Muchas gracias Fibonacci! :D Muy buena idea para otra relajación… ;) Un beso!

Me alegro Jabo! Muchos besos :)

METAMORFOSIS: Mira, justo tuve la idea por las pelusas de los árboles… ;) Seguramente haré un postcast de todas las relajaciones :) Besos

Hola Melannie: Encantada de conocerte :) Ya leí tu correo, en cuanto pueda te mando mis enlaces y pongo los tuyos :) Gracias por los éxitos ;) Un abrazo

Gracias taio! Contenta de que te guste :) Abrazos

Anónimo dijo...

Holla,Me encanta su website,muy informativo, Te falta sólo una herramienta de traducción el resto tudo ok!
hasta
excusa mi horrible espanol!

cialis dijo...

Dopo le droghe come Viagra e Cialis ha rivoluzionato il trattamento di disfunzione sessuale maschio verso la fine degli anni 90, un turbine di neve dei test clinici sono stati condotti in donne nelle speranze che le droghe potrebbero fare lo stessi per fare rivivere l'azionamento di sesso diminuente della donna.

Carol dijo...

Hola Anónimo! Muchas gracias por el comentario. Me alegra que te guste el blog. Tu español no es horrible (y sí que tengo un traductor a la derecha de la página. ¿No está tu idioma?. Dimelo si no está, para ponerlo). Un abrazo!

promocionar web dijo...

Que relajante resulta la verdad

agencia marketing dijo...

Tu si que sabes como relajar a las personas.Felicidades por el post

discos diamantados dijo...

Lo siento lo he leido pero no me ha relajado en absoluto