miércoles, 6 de marzo de 2013

Cómo prepararte para la muerte


Desde que soy pequeña tengo presente la muerte.
Hacía los dos años, tuve una parada cardiorrespiratoria, por una reacción a un medicamento para bajar la fiebre. Mi padre médico, me reanimó en seguida y todo quedó en un gran susto.
Sin embargo, a partir de entonces, comencé a preguntar a las personas mayores, que era eso de la muerte. Las respuestas no llegaban… Eran preguntas extrañas para una niña pequeña.
Cuando crecí continué preguntándome que era la muerte. Que pasaba cuando te morías, que significaba morirse y que ocurría después de ella.
Lo desconocido da miedo. No saber a que nos enfrentamos en ese momento, es como ir a un examen sin haber estudiado nada.
Por eso, desde muy niña quise saber que era. No quería tener miedo ni a la muerte de mis seres queridos, ni a mi propia muerte. Y por supuesto, lo tenía.
Sin embargo todo lo que rodeaba al momento de la muerte, antes, durante y después, me despertaba la curiosidad científica y espiritual en todas sus facetas.
Leí muchos libros, hice regresiones, asistí a cursos, escuché a las personas con más experiencia que yo, y adapté mi vida a una visión constructiva sobre la muerte.
Tenerle miedo a la muerte no es el problema… Lo es, tenerle miedo a la vida. Quedarte sin recursos para afrontar con buen ánimo cada mañana, sentirte inferior a los demás, o sentir creer que nada tiene solución… Estar en definitiva, en un estado casi permanente de desidia…
Cuando con 19 años, me veían leer libros sobre el proceso de morir como “Enseñanzas para morir en paz” de Ramiro Calle, se pensaban que eran trabajos para clase y no como lectura voluntariamente elegida.
Hace poco encontré un libro que leí de adolescente, que se llama: “La muerte no existe”. Lo busqué durante años, sin éxito (ya que era prestado) y por fin lo recuperé. Ese libro y su titulo, eran parte de mi vida desde niña. Nunca entendí muy bien él porque me sentía atraída hacía ese tema tan tabú en nuestra sociedad, y que sin embargo no me llenaba de pena o congoja, sino de todo lo contrario. Aceptar la muerte como aceptamos la vida, aprender de ella como maestra, actuar cada día teniéndola presente, ha sido unas de mis motivaciones para vivir cada día más positiva.
Estoy leyéndome dos libros relacionados con la muerte. Uno se llama “Miedo Saludable” (transformar tu angustia por la transitoriedad y la muerte)”, escrito por Lama Zopa Rimpoché y Kathleen McDonald, el cual te recomiendo leer, pues vienen meditaciones para prepararnos para el momento de la muerte.
El otro libro que me estoy leyendo, es el de José Miguel Gaona Cartolano, “Al otro lado del túnel”, donde investiga lo que les pasa a muchas personas en las ECM (experiencias cercanas a la muerte) y como les cambia la visión que tienen de la muerte desde entonces… Quizás yo misma tuve una ECM de niña, aunque no la recuerdo y es uno de los motivos por el que he preguntado y me he preguntado y aprendido tanto acerca de la muerte. También te animo a que leas el libro, que desde mi punto de vista, acerca un fenómeno poco explicado por la ciencia desde un punto de vista científico y muy humano.
Por último, y sin embargo la autora más importante que te recomiendo leer para prepararte a vivir más despierto y sin miedos, ante esa experiencia, son los libros de Elisabeth Kübler-Ross. Tiene mucha bibliografía al respecto, ya que acompañó a muchas personas en el momento de su muerte, que plasmó junto con su experiencia en todos los textos que nos regaló.
Dedica aunque solo sean unos minutos al día a la lectura de los libros. Realiza meditaciones y relajaciones relacionadas con ese momento. Ten tan presente la muerte como tienes la vida y disfrutarás mucho más de todo lo que haces.
Ten ese miedo saludable necesario para prepararte para ese momento. No lo dejes de lado, para cuando llegue ese instante. Prepárate desde ya y cambiará tu modo de ver la vida (y la muerte).
Comienza o continúa preparándote para la muerte.
Es el momento.

votar Imprime esta entrada

12 comentarios:

Milena - en danza dijo...

Gracias por las recomendaciones Carol.
También me pasa algo parecido, tengo la muerte muy presente...
Un abrazo!

El Sotaescala dijo...

tambien he leido algunos libros sobre el tema y uno de los mas interesantes es este, la vida entre vidas .
Aqui te dejo el link de mi blog donde hay un pequeño resumen
http://www.elsotaescala.com/2011/07/la-vida-entre-vides-la-vida-entre-vidas.html

roser

Ana dijo...

Me siento muy identificada contigo, cuando tenía unos seis o siete años pregunté a mi madre qué pasaba después de la muerte. Ella sólo pudo responderme con la información de que disponía: "morir es como dormirse y no despertar"... Esto disparó mi terror a la muerte (y mi insomnio :-)) No soportaba la idea de la nada, del no ser, de la disolución del yo. Por supuesto, mi madre no fue culpable de este desaguisado, pero desde entonces me he pasado la vida, como tú, buscando desesperadamente respuestas... La religión me sirvió pero sólo durante un tiempo, algo me dice que hay algo más, mucho más, que un conjunto de creencias ancestrales. Sé que este tema no importa a todos por igual, conozco gente completamente indiferente ante la idea de "acabarse" y los envidio.

Gracias por tu artículo, me he sentido acompañada :-) Un abrazo de luz, a este lado, todavía, del túnel.

http://frasesdedios.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

Hola, hemos agregado un trackback (enlace hacia este artículo) en el nuestro ya que nos pareció muy interesante la información detallada pero no quisimos copiarla, sino que nuestros lectores vengan directamente a la fuente. Gracias... datacredito gratis

mamas tuberosas barcelona dijo...

Excelente articulo, muy bueno.. la verdad. felicitaciones por el blog

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Milena :D De nada :) Muchas gracias por escribir ;) Besos

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Roser :) Gracias por compartir el enlace ;) Me gusta! Lo buscaré ;) Un beso

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Ana :D Muchas gracias por contar tu experiencia. Yo también me siento acompañada con vuestros comentarios y por saber que somos muchos más los que nos hacemos preguntas desde niños.
La verdad es que yo no envidio a los que les resulta indiferente el tema... Creo que ser conscientes de la muerte y prepararnos para ella, nos da vida.
Yo comencé mi andadura con la religión católica, ya que fui a un colegio de monjas hasta los 13 años, y a pesar de que me ayudó en algunos aspectos espirituales, a esa edad ya veía que había demasiadas puertas cerradas en la religión... Sin embargo, comencé a interesarme por el budismo y su filosofía desde muy pronto y desde entonces me ha servido mucho para pensar, meditar y crecer :D
Actualmente no sigo ninguna religión y creo que el ser humano es mucho más que unos preceptos impuestos y limitados ;)
Muchos besos guapa

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Anónimo :) Muchas gracias por incluir el enlace a vuestra web. Un abrazo

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola mamas tuberosas barcelona :D Muchas gracias ;)Me alegra que te guste el blog :D Besos

Ernesto. dijo...

Hola, pues si en algún momento aparezco por Granada ten por seguro que tomaremos esa infusión. Y charlaremos un rato sobre alguno de estos temas que describes.

Un saludo.

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Ernesto :) De acuerdo ;) Gracias por tu comentario :D Un abrazo