miércoles, 14 de mayo de 2014

No te quedes en la superficie

Nada ni nadie va a vivir por ti. Ni tan siquiera va a decidir lo que tú tienes que elegir.
Ni un líder, ni una religión, ni tus familiares o amigos…
La única persona que tiene la responsabilidad de mantener tu cuerpo en forma y tu mente sana, eres tú.
Aunque te leas miles de libros de ayuda, o vayas de viaje para impregnarte de nuevas experiencias, sino eres tú mismo el que tiene las riendas de tu vida, lo más probable, es que termines decepcionado o abatido por las consecuencias de tus actos.
Por supuesto, que antes de decidir o de opinar, lee, infórmate, busca alternativas. No te quedes en la superficie, porque eso redundará en tus decisiones.
Cuando hayas realizado dicha búsqueda y te hayas responsabilizado de tus pensamientos y acciones, es el momento de elegir lo que deseas.
Como digo, no esperes soluciones mágicas, ni creas que lo que lees o escuchas de otros, es lo correcto sin lugar a  dudas. Todo requiere dedicación y un trabajo previo. Como se suele decir, “Roma no se hizo en un día”. Paso a paso, los trazados de las calles, los edificios y plazas, se fueron construyendo y desarrollando con esfuerzo por parte de algunos.
Nada queda al azar. Tú mejor que nadie sabes lo que te ha costado conseguir ciertos objetivos. Y que por muchas veces que hayas caído, te has levantando de nuevo con más fuerza.
Todo esto no quiere decir que no busques ayuda o que no creas en otros. Simplemente, sé crítico con lo que tienes delante, después de buscar la información necesaria para criticarlo. Y apóyate en aquellos que saben otras cosas que tú no conoces, sin elevar dichas ideas como si fueran las únicas y verdaderas.
Existen tantos puntos de vista, como personas en el mundo. Sé también crítico contigo mismo. Comprende que hay otras posturas diferentes y que seguramente de todas podrás sacar algo de provecho.
Ya sabes…
No te quedes en la superficie.


votar Imprime esta entrada

2 comentarios:

hector dijo...

Bueno decidir por uno se da mucho sobre todo en las religiones ya que imponen realizar acciones totalmente anómalas, y creo que es bueno leer un libro que te haga reflexionar sobre como vivir mas en paz

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Hector :) Totalmente de acuerdo contigo :D Cuando deciden por ti, parece todo más sencillo porque piensas por otros sin darle más vueltas... Pero eso a la larga, trae consecuencias. Leer, meditar, pensar, es genial... Tenemos tantas capacidades que no fomentamos :) Un saludo!