miércoles, 5 de agosto de 2015

Que nada te pare los pies



Ya lo has decidido.
Así que adelante.
El movimiento se demuestra andando y tú ya has comenzado el camino.
Es la hora y lo sabes.
Cree en ti y en todas las posibilidades que tienes delante.
Ya sea una decisión personal como comenzar a hacer más ejercicio o comer más sano, o alguna iniciativa profesional, sientes que es el momento que has estado esperando.
Así que no digas que no.
Sé positiva y sigue con las afirmaciones constructivas.
Todo va a salir bien.
Tu mente y tu cuerpo te ayudan para que la transición sea relativamente fácil.
Las voces en contra ya no te afectan.
Ahora sabes que son solo piedras en el camino, que te recuerdan que puede haber inconvenientes. Pero ya no te dejas llevar por el miedo de otros.
Tus propios miedos se han acallado, así que los miedos de aquellos que intentan pararte ya no forman parte de tu presente.
Confía en tus decisiones.
Acepta cada paso que das sin remordimientos.
Eres una persona maravillosa y especial.
Recuérdalo.
Delante de ti y dentro de tu cabeza, solo hay cabida para pensamientos y emociones positivas.
Sin embargo eres más consciente que nunca de que es un trabajo diario y que requiere de una gran actividad por tu parte.
Creer en positivo no significa quedarse en un rincón esperando a que sucedan cosas buenas.
No esperas a que alguien o algo ajeno te saque del trance.
Eres tú la principal baza que tienes.
Eres la persona más importante que conoces para que tus sueños se hagan realidad.
Levántate temprano con ganas de vivir, canta, corre, disfruta… sigue convirtiéndote en ti misma con la convicción de que todo está bien.
Así es.
No te olvides de ti mismo. No dejes de lado ese amor que necesitas darte.
Haz algo cada día para quererte un poco más.
Solo así, serás capaz de amar a quién que te corresponde.
Sigue donde estás, porque estás donde tienes que estar.
Sin dudas.
Sin más miedos.
Que nada te pare los pies.



votar Imprime esta entrada

2 comentarios:

Elías Berntsson dijo...

Saludos Carol, muy bella página y especialmente este mensaje de autoestima me ha encantado. Ojalá continúes inspirando a tantas personas con estos sabios y reconfortantes mensajes. Un abrazo.

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola Elías :) Muchas gracias por tus alentadoras palabras :D Un fuerte abrazo!