sábado, 19 de noviembre de 2016

Aplasta y pincha tus miedos


Cierra los ojos y respira profundamente una vez.

Imagina que tienes delante de ti un plato lleno de guisantes. 

Cada guisante es un miedo que has tenido o tienes en tu vida.

Observa como al lado del plato hay un tenedor y una cuchara.

Coges la cuchara y recuerdas lo que te paralizaba antaño.  

Entonces aplastas ese miedo que ya no existe.

Después, decides coger el tenedor y pinchar uno de tus miedos actuales.

El guisante se desinfla y tú te sientes eufórica.

Lo haces así con todos los guisantes del plato, hasta que desaparecen.

Respira tranquilo. 

Abre los ojos.

Y recuerda... 

El miedo se aplasta con una cuchara y se pincha con un tenedor.

¿Y por qué no?

¿Por qué seguir enganchado a los miedos?

Tú puedes hacer que eso cambie. 

Aplasta y pincha tus miedos. 

Ya sabes que...

Tú puedes.

votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: