miércoles, 16 de noviembre de 2016

Un mundo onírico


Allí estaba de nuevo. 

De pie.

Observando aquel paisaje tan recordado por mí.

Un "pero" llegó a mi mente...

"Pero yo no sé hacerlo.  Es muy complicado volver a cruzar ese puente".

El silencio de la duda me envolvió como un guante. 

Una voz llena de energía me gritó desde el otro lado. 

"No hay peros que valgan. La vida es una fiesta.  Tus experiencias valen todo el oro del mundo... ¿Quién dijo miedo?".

Entonces me armé de valor. Ese valor que tuve en el pasado. 

"¿Quién dijo miedo?" Me repetí. 

Anduve despacio hasta llegar al borde del río.  

Nada ni nadie podría detenerme.

Comprendí el significado de la palabra "Vida".

Todo pasa por un motivo.  Mi sueño volvía a recordarme todo lo que yo era capaz de hacer.

Un paso adelante y otro detrás de aquel. 

Llegué al otro lado llena de valor.

Sabiendo que todo se puede lograr. 

Un paso más.  

Un mundo onírico al que regresar. 



votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: