lunes, 8 de junio de 2009

¡Despierta!


Llega un nuevo día y abres los ojos.
Tu mente no para de mandarte frases y más frases:
- Otra vez a levantarse… no tengo ganas… es muy temprano… que cansado estoy…
Y comienzas el día sin ganas, con mucha pereza.
Y sigues diciéndote frases:
- Seguro que hoy también me encuentro con un atasco… no tengo ganas de ver a ese compañero de trabajo… seguro que alguien hace algo, y yo termino enfadado…
- ¡Ssshhh! ¡Despierta!
¿Quieres saber por qué estás aquí sentado leyendo esto?
Es porque estás dormido.
Tienes que despertarte.
Sé consciente cada mañana de lo que te dices cuando abres los ojos.
Comienza a cambiarlo por afirmaciones positivas:
- Hoy va a ser un gran día… ¡Sonríe!: Estás vivo… La vida es estupenda… Buenos días ser humano maravilloso… Todo va a salir bien…
Sigue prestando atención a lo que dice tu mente a lo largo del día, e intenta cambiar los pensamientos negativos por otros positivos.
Oye el sonido que hace el ordenador.
Te está intentando despertar.
Pero no puede.
- ¡Eh! Vamos, que se hace tarde. No te quedes en la penumbra. ¡Despierta!
votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: