miércoles, 14 de julio de 2010

En Vacaciones

Se supone que los períodos sin trabajar o estudiar, son para descansar y recargar las pilas para regresar a las ocupaciones diarias con más ganas.
Pero cuando llegan las ansiadas “vacaciones”, en vez de parar o de hacer aquello que deseábamos hacer, seguimos igual, o a veces, hasta más cansados.


Nos “inventamos” otras tantas tareas para esa época, pensando que son muy importantes. Y nuestra mente tampoco descansa. Las preocupaciones no se van, los enfados con nuestros más allegados, tampoco.

Cuando estamos trabajando o estudiando, deseamos que lleguen esos días de relax. De hecho, vamos a trabajar o a clase, con esa motivación: la de que en algún momento habrá vacaciones y por fin… descansaremos.

Pero… sin saber como, los días terminan rápido y el cansancio, se multiplica.

Da igual el tiempo que estemos de vacaciones… pueden ser 7 días, 15 o un mes… siempre parecen poco. Y siempre deseamos más. Deseamos seguir de vacaciones…

Pero eso no ocurre, y volvemos a estar preocupados, cansados, tensos, porque no tenemos lo que deseamos (igual que nos ocurría cuando estábamos trabajando o estudiando).


Disfruta de tu presente. Es lo único que tienes.

Disfruta de tus vacaciones.

Esa será una buena forma de aprovechar el tiempo de descanso, y así regresar al trabajo o a los estudios, con tranquilidad y sabiendo también disfrutar de las ocupaciones del día a día, sin estrés.
¡Y sonríe!
¡Volverás a tener vacaciones!
:-) votar Imprime esta entrada

4 comentarios:

Cassiopeia dijo...

Querida; Nada más cierto que la expresión "Necesito vacaciones de las vacaciones"...

Besitos desmadrados que a cualquiera le suceden (jaja)
Ahora también desde deMadre...
http://demadre-cassiopeia.blogspot.com/

Cristina dijo...

es un secreto a voces que el "más tarde, cuando consiga..." no existe, es un espejismo, conforme te acercas descubres que no está lo que habías creido ver. Lo que quieras que necesites tendrás que procurartelo ahora. El ahora es lo único que poseemos y convendría saborearlo porque es el verdadero tesoro, sea lo que sea que nos esté dando no conviene perderselo, contiene mucho mensaje y si no lo entorpece el miedo , es revelador...¡mola!, como diría House, suena sádico pero es la verdad.
Besos

arkaitz dijo...

Hola Carol, solo decirte que por fin he dado con tu blog, no lo encontraba, sorry. La culpa es mía que soy un despiste.
Sabes!!...yo en mis descansadas vacaciones que se suponen tenían que ser, son lo contrario, un continuo cansancio. Ahora he venido de san fermines de correr delante de los toros como un poseso y no falta mucho para ir a Pirineos a sudar la gota gorda. Pero cuando algo se hace con verdaderas ganas todos los sustos y todos los esfuerzos se convierte en descanso,..verdad?
Besos

elblogdelino09 dijo...

Que razón tienes y que dificil es no? sería ideal poder desconectar tanto en vacaciones como en el tiempo libre de nuestra vida diaria pero es muy complicado. besos