miércoles, 11 de agosto de 2010

Amor

Todos somos diferentes, y sin embargo, nos parecemos en una cosa: todos y todas deseamos la felicidad y ser amados.
Muchas personas están solas. A pesar de estar rodeadas de gente o de salir con amigos, se sienten solas. Muchos anhelan una relación de cuento de hadas, un amor para toda la vida…

Otros tantos, aún “poseyendo” ese supuesto amor eterno, no lo tienen en cuenta. No lo viven y el “amor” va muriendo año tras año.



Como muchas niñas, crecí con historias de princesas y reyes, creyendo que aquel “amor” de los cuentos, era sencillo y real.
Pero en esas historias, no había algo fundamental para que hubiera amor: respeto, igualdad y amor por uno mismo.

El amor no se posee, se es. Y para ello, es importante desechar las ideas preconcebidas que tenemos de lo que debería de ser el amor, y simplemente sentirlo.

Para hacerlo, tenemos que comenzar a amarnos a nosotros mismos. Querernos en todo lo que hacemos. Aceptarnos y respetarnos desde que nos levantamos por la mañana, hasta que llega la noche.

Una persona que se quiere a sí misma, no tiene la “necesidad” de hacer reproches a los demás, vive más calmado y feliz.

Todo ese amor hacía sí mismo, redunda en su entorno.


Por eso, tú eres una de las personas más importante que existe. Tú eres capaz de lo que te propongas. Y de conseguir lo que desees.

Si no te gusta algo de ti, cámbialo. El cambio es bueno. Todo cambia, todo se mueve.

Deja de pensar que no te mereces ser querido o amada, porque sí lo mereces.


Abre los ojos y valora lo que te rodea.

Di lo que sientes, besa a los que amas, abraza si te apetece hacerlo…



¡Despiértate!

¿Aún sigues dormido?

:-) votar Imprime esta entrada

4 comentarios:

Sprinter dijo...

Hola Carol...me encanta tu blog!

Soñadora dijo...

A veces cuesta aprender a amarnos, pero definitivamente es necesario.
Besitos

meg dijo...

Carol, es cierto que en la vida recibes lo que das, tarde o temprano. Y si mantienes tu energía vital en positivo, amandote a ti y a los demás, la vida te devolverá alegrías y amor duplicado.

UN saludo

Jabo dijo...

Hola Carol: el destino o el azar hicieron que aterrizara en tu blog. Me ha gustado mucho y con tu permiso me hago seguidor del mismo,ya que estamos en la misma línea de positividad. Yo escribo humildemente desde sepositivosiempre.
Un abrazo. Jabo