miércoles, 13 de abril de 2011

Creerse Sano

¿Te sientes sano?
¿Piensas que tu salud, es lo suficientemente buena?
¿Eres una persona feliz?
Si has respondido que no a las tres preguntas, puede que haya llegado el momento de comenzar a creer en tu salud y en ti misma. Comprender que se tiene un “problema” de salud, es el primer paso para que tal problema, deje de serlo.

Hay personas que se quejan todos los días de sus dolencias o de sus limitaciones, pero cuando se les ofrece una ayuda, o tienen la oportunidad de cambiar las cosas, no lo hacen. Piensan que no pueden hacerlo, que nada bueno les pasa y que su vida seguirá siendo tal y como es.

Hay problemas de salud tanto a nivel físico, psicológico, como emocional.

Una persona está sana, cuando lo está a todos los niveles, ya que somos un todo. No somos un hígado, o una mano o una obsesión, o un sentimiento de tristeza. Somos un conjunto global y nuestro cuerpo físico, está íntimamente unido a como nos sentimos, a como creemos que somos, y a como nos relacionamos. Porque para sentirnos sanos, también es muy importante que las relaciones sociales que establezcamos con los demás, sean saludables.

Después de darnos cuenta de que tenemos un problema de salud, lo siguiente que tenemos que hacer para comenzar a sanar, es hacernos responsables de nuestro estado de salud. Si pensamos que nosotros no podemos hacer nada para cambiar, entonces partiremos derrotados. Nos faltará motivación para el cambio, ya que dejaremos que el exterior nos sane (cosa que tal vez no ocurra del todo, ya que por mucho que, por ejemplo, tomemos medicinas para paliar los síntomas, si seguimos pensando en nuestra falta de valía, y continuamos tristes y sin energía, prolongaremos ese estado sin salud).

Y una vez que hemos decido cambiar, utilizaremos todos los medios a nuestro alcance, para que el cambio sea real y efectivo. Así por ejemplo, si nos ofrecen ayuda la aceptaremos (siendo conscientes de que el proceso de cambio, comenzará en nosotros mismos).


Por lo tanto… ¿Cuál es el “secreto” para mantener la salud?

Lo importante es creer que se tiene salud. Ese es el secreto, aparte de todo lo mencionado. Porque si creemos que estamos sanos y que somos personas sanas, podemos tener alguna limitación física, psíquica o sensorial, pero seguiremos siendo personas sanas a todos los niveles.

Te animo a que te observes, que apliques lo leído y al finalizar, te preguntes de nuevo:

¿Me sientes sano?
¿Mi salud, es lo suficientemente buena?
¿Soy una persona feliz?

Seguramente, el proceso aunque lento, terminará haciendo que tus respuestas sean afirmativas, porque ya sabrás y aplicarás el “secreto”: Creerse sano. votar Imprime esta entrada

2 comentarios:

METAMORFOSIS dijo...

De hecho...hay muchas enfermedades que son psicosomáticas....
Y que me dices del efecto placebo??? cuando hacen pruebas con "falsos" medicamentos??? la mente de esas personas piensan que con esa medicina se van a sentir mejor..y efectivamnete se sienten mejor, pero no por los medicamentos, que no lo son en realidad, sino porque han programado su mente para ello, para sentirse bien.

Carol dijo...

Metamorfosis: Nuestra mente es realmente poderosa :) Muchas gracias por tu comentario ;) Un beso guapa!