miércoles, 29 de junio de 2011

Mens sana in corpore sano

Tenemos un cuerpo. Solo uno.

Y aún así, nos encargamos de “castigarlo” todos los días.

En nuestras tareas pendientes, suelen estar: ir al gimnasio, andar más, comer menos y mejor, dejar de fumar y de beber…

Las apuntamos en una hoja para el nuevo año, o como deseos antes del verano:

- ¡Ya toca! Que hay que lucir bañador.

Pero claro, llegan las vacaciones, algunas fiestas y dejamos de lado todas esas ideas que teníamos para sentirnos mejor con nuestro único cuerpo.

¿Has pensado, por qué los niños juegan y nadan en el agua, mientras que los mayores permanecen tumbados, sin moverse apenas?

Nuestro cuerpo siempre necesita el movimiento. Los niños se dejan guiar por él: si les apetece saltar, lo hacen. Si quieren correr, corren.

Imagina que tienes solo un traje que ponerte ¿Verdad que lo cuidarías bien e intentarías que no se rompiera o se manchara?

- Claro – Dirás – Pero no es lo mismo.

Y es verdad. No es igual. Un traje, podrías incluso, coserte tú uno parecido. Pero un cuerpo…

Van pasando lo años, y tu cuerpo está cada vez menos sano y más cansado:

- Es que ya soy mayor – Justifica tu mente, que ha sobrevivido con tu cuerpo – Si fuera un joven, comenzaría a ir a natación, o comería mejor… Pero ya… No puedo.

Observa como han sido tus últimos años.

¿Tu mente ha estado feliz y sana? ¿O tu estado físico, te ha hecho sentirte en más de una ocasión triste, enfadado o culpable?

Tu mente también necesita que tu cuerpo esté sano. Ambos se complementan y se convierten en uno solo.

Mens sana in corpore sano”. Así es.

Cualquier momento es bueno, para comenzar con el cambio, que tiene que nacer de dentro de ti misma.

Primero, cambia tu mente y tus prioridades, para luego comenzar con el cambio a nivel físico.

Si empiezas a hacer deporte, por ejemplo, sin ganas o desmotivado, en algún momento dejarás de hacerlo.

Pero si primero haces que el deporte forme parte de ti, de tu vida (por ejemplo, viendo más deporte en la televisión o en los estadios, saliendo de excursión tranquila…), poco a poco, podrás integrarlo a nivel físico casi sin esfuerzo.

Las visualizaciones y afirmaciones positivas, pueden ayudarte a comenzar con el cambio interno.

Todo se logra con paciencia y constancia. Y si en algún momento lo dejas, no te obsesiones y comienza de nuevo sin remordimientos.

Cree en ello.

Ya has comenzado el cambio.

votar Imprime esta entrada

11 comentarios:

Laurita dijo...

Se agradecen siempre tus palabras tan sensatas. Besos.

Pins de oro dijo...

Muy buena entrada. Me alegro de no haber dejado nunca de hacer deporte, ya que tal y como dices una vez te haces mayor y no tienes esa costumbre, luego te cuesta orrores volver a empezar...

Carol dijo...

Gracias Laurita :D Un beso

Hola Pins de oro! Gracias :) Cuesta algo de trabajo, pero día a día y paso a paso, se puede comenzar de nuevo casi sin esfuerzo ;) Un abrazo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Carol

Es cierto que a veces da cierta o mucha pereza hacer ejercicio, pero después de realizarlo notas el beneficio. Lo mismo ocurre con las visualizaciones, las meditaciones y vivir en positivo.

Bonita entrada.

Saludos.

Natania Matienzo dijo...

Totalmente de acuerdo con este post... el cambio debe empezar por la cabeza para así poder mejorar la salud física

Carol dijo...

Hola Mandalas, Espacio Abierto :)
Gracias por tu aporte! Un abrazo :D

Yo también los creo Natania Matienzo :D La mente es poderosa ;) Un beso

La Perfida Canalla dijo...

Me voy a poner a ello...por intentarlo que no quede...

Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

Carol dijo...

Hola Pérfida :) Eso está genial :D "Por intentarlo que no quede" Un saludo para ti también!

tienda de collares de adiestramiento dijo...

es muy cierto lo que dice este articulo!!! yo voy al gym todo el año, pero cuando empieza el calor empieza a llenarse de gente que piensa que en 3 meses puede hacer algo por su cuerpo!! el cuerpo lo tenes todo el año y todos los años!!!!

Carol dijo...

Gracias por tu comentario tienda de collares de adiestramiento :) Es así: El cuerpo lo tienes siempre y no por periodos estivales ;) Un beso

METAMORFOSIS dijo...

la mente domina al cuerpo, y si queremos algo seguro que lo logramos....ya sea el deporte o hacer algo que nos haga sentir bien. Es verdad, sólo tenemos un cuerpo y a veces que barbaridades hacemos con él!!!