miércoles, 14 de diciembre de 2011

Sé tú mismo


Desde que somos pequeños vamos formándonos y adquiriendo determinados patrones de conducta.

Nuestro entorno nos va socializando en las costumbres que nos rodean.

Somos seres sociales por naturaleza. Hagamos lo que hagamos, siempre nos relacionamos con otros. Y todas las personas y experiencias que vamos teniendo, nos va haciendo de una forma determinada.

En muchas ocasiones, hacemos como nuestros hábitos o comportamientos, que tenían nuestros padres. O reaccionamos de la forma que lo hacía nuestra profesora en el colegio.

Nos adaptamos a la manera de pensar de los que nos rodean y nos protegen, para sentirnos seguros. Y creemos que nosotros somos como dicen los demás. Incluso con las limitaciones que a veces, eso supone: “es algo tímido. No creo que lo consiga superar”, “que niño más listo. Seguro que hará una buena carrera universitaria”, “no tiene remedio. Es nerviosa por naturaleza”.

Poco a poco, vamos creándonos un yo y lo vamos moldeando con el paso de los días. Los tímidos, tienen cada vez más miedos. Los que eran los más listos, comienzan carreras que tal vez nunca terminen (o que no les satisfagan). Los nerviosos, viven cada vez con más ansiedad y activación…

Y nos creemos lo que no somos.

A algunos es posible, que desde niños les dijeran: “que mala eres. No puedo contigo”, “eres un niño bueno. Tienes que portarte bien”… Y esas palabras hicieron que cada día fueran más rebeldes e inconformistas, o cada día más callados y sumisos…

Hoy te propongo, que te observes y veas que es aquello que siempre te ha gustado. Recuerda como te sentías de pequeño y cuantas cosas has dejado de hacer, porque no era propio de ti.

Haz un pequeño ejercicio de memoria, para traer a tu mente, aquellas circunstancias en las que tú mismo, te coartaste y continuaste con tu actuación, con la etiqueta que tenías adjudicada.

Tú no eres los demás. Tú tienes tus gustos y tu forma de ser.

Los hábitos malsanos no se heredan.

Tú fomentas tu carácter. Eres tú y no los otros, el que tiene el control de cómo quieres ser.

Lo importante es que seas feliz y que disfrutas cada día con lo que haces.

No te preocupes por las etiquetas o como te ven los demás.

Tan solo: sé tú mismo.





votar Imprime esta entrada

6 comentarios:

FAIL dijo...

Me gustó tu entrada, pero es que es tan sencillo leer la teoria...después la pràctica es más compleja. A mi me pasa que nunca sé como empezar a conocerme a mi misma. Por ejemplo nunca sé si soy nerviosa o tranquila. Imaginate....
Besos

Carol dijo...

Hola FAIL :D Ya sé que la teoría parece sencilla... Pero bueno... Todo es cuestión de intentarlo... No tenemos por que ponernos una etiqueta de cualquier cosa... Simplemente escuchate, recuerda como te gusta ser y actúa :) Muchos besos!

METAMORFOSIS dijo...

Yo es algo que siempre he tenido más o menos claro, una cosa es que de pequeña hiciera caso a lo que me decían, pero ya tenía muy claro que me gustaba y que no, por eso en el momento que pude vivr sola lo hice, para ser como yo quiero ser, para hacer lo que yo quiero hacer.
La carrera la estudie por vocación, nunca nadie me dijo nada...y como eso muchas cosas más. Eso no quita par que muchas veces ser uno mismo traiga problemas. es así, pero bueno, eso tambien estoy aprendiendo a superarlo y parar del que dirán.
Besotes.

Carol dijo...

Hola METAMORFOSIS :) También podemos ser nosotros aunque no vivamos solos :D A veces, los demás tienen problemas con nuestras decisiones o elecciones, pero es nuestra vida y cada uno tiene una para disfrutarla. Si eres feliz... ¿Qué importa el que dirán? Gracias por tus palabras guapa! Un beso :)

tarot visa dijo...

Parece bastante simple, pero no lo es hay que saber aplicarlo. la verdad qe cuando se puede es mui bueno. te sientes "libre"

Carol dijo...

Hola tarot visa :D Estoy de acuerdo contigo :) Gracias por tu comentario. Un abrazo!