miércoles, 26 de enero de 2011

Somos Un Grupo

Todos hemos vivimos en cuevas.

Hace miles de años, el ser humano, vivía y sobrevivía con muy poco.

De todo, sabíamos sacar provecho.

De cada piedra sacábamos un artilugio útil.

Y en cada momento, ofrecíamos a nuestro grupo, lo mejor de nosotros mismos.

Dependemos los unos de los otros, desde hace mucho tiempo.

Las circunstancias han ido cambiando, y los roles o papeles de cada uno, han ido variando.

Antes las mujeres estaban casi todo el día moliendo harina, para alimentar a los suyos.

Y los hombres salían a pescar o a cazar animales para mantenernos fuertes.



Los niños jugaban ya entonces. Se escondían en los pequeños agujeros de las cuevas en las que vivían, agazapados y observaban el vaivén de adultos.

Los que ya no eran tan niños, colaboraban con el resto. Y los que no eran tan mayores, también lo hacían.

Todos formaban uno. Todos y cada uno de los habitantes de la cueva, sabía cual eran sus obligaciones y su cometido en el grupo.

Vivíamos de la tierra, del agua y del fuego.

Ya éramos seres fuertes y con capacidad de aprender de nuestras acciones.

Éramos un grupo.


Antes el grupo eran los habitantes de la propia cueva.

Poco a poco, fuimos creando ciudades y el grupo se extendió.

Cada vez más grande, el grupo y nuestro sentido de pertenencia a él, se perfeccionó.

Hasta nuestros días.

Cada uno forma parte de muchos grupos: en la familia, en el trabajo, en la ciudad, en el país…

Pero ahora, todos formamos parte de un grupo mucho más amplio.

En Internet hay miles de personas que pertenecen a diferentes grupos, pero todos formamos parte de un grupo global y unitario. Con muchas cosas en común.

Las tecnologías que el ser humano ha sabido ir creando (como hacíamos con las piedras hace miles de años), nos han unido en un grupo sin barreras.

Todos los días, personas de casi todas las partes del mundo, tienen acceso a otros países, a otras culturas y a otras costumbres. Y como los habitantes de las cuevas, aprendemos los unos de los otros y nos cuidamos.

Somos un grupo. votar

miércoles, 19 de enero de 2011

La Naturaleza

Todo tiene un ritmo.

La naturaleza siempre ha sabido mantenerlo.

Los ciclos van pasando y la naturaleza se va adaptando a cada etapa.

Cuándo todo está helado, sabe que hacer para seguir viva.

Cuándo hace mucho calor, siempre hay estrategias que utiliza para acomodarse.



Todos los seres vivos o no, y objetos del universo, formamos parte de la naturaleza.

Cada uno de nosotros, somos un trozo de esa magia.

En nuestro interior hay un bosque helado, un lago rebosante o unas montañas rocosas.

Nos movemos por ciclos, como la propia naturaleza.

A muchos les influyen las mareas y a otros las fases de la luna.

Nuestro cuerpo es un océano y nuestra mente una estrella.



Todo es hermoso en la naturaleza.

Hasta un charco de agua, puede ser una obra de arte.


Nosotros también somos seres maravillosos.

Formamos parte de la asombrosa naturaleza.

Pertenecemos a ella y ella nos pertenece.

Cuidémosla, limpiémosla, protejámosla…


Ya que somos nosotros mismos. votar

miércoles, 12 de enero de 2011

Como Un Gato



Un gato siempre está atento.

Ante cualquier amenaza o no, el gato es el primero en reaccionar.

Su pelo se eriza, su cuerpo se curva y su mirada se dirige al foco del problema.



A pesar de todo, un gato suele estar tranquilo.

Tumbado. Tomando el sol o simplemente permanece sentado con los ojos cerrados.

En ocasiones, se pasea despacio por el lugar y se aproxima a otros y los acaricia con todo su cuerpo.

Un gato es precavido y poco amigo de los riesgos. Si los toma, es porque sabe que puede con ellos.

Ofrece calor y ronronea todos los días, con gran facilidad.

Un gato no piensa.

Está ahí. En el ahora. Observando lo que le rodea sin prisas.

Si tiene hambre se pasea por todas partes, hasta que consigue el apreciado bocado.



Un gato ante cualquier contratiempo, parece buscar soluciones.

Un gato es una buena compañía, pero también es alguien en quien fijarse.


Se como un gato:



- Aprende de lo que te rodea con paciencia.


- Ofrece tu calor y compañía todos los días, con calma.


- Sigue en el ahora, sin salir de él para viajar al pasado que te bloquea o al futuro que aún no existe.


- Disfruta de lo simple.


- Escucha a tu cuerpo. Dale lo que necesita. No le des más ni le des menos. Si tienes hambre, come. Si tienes sueño, duerme. Conoce a tu cuerpo y te conocerás un poco más a ti mismo.


- Permanece atento, sin nervios. Observa a tu alrededor las oportunidades que hay para ti. Hay muchas esperando ser descubiertas.


- No tomes riesgos innecesarios. Se prudente con tus acciones. A pesar de ser como un gato, solo tenemos un cuerpo y una vida para cuidarla. Aprende de tus errores del pasado, aprende de los errores de otros. Si algo no te hace bien, no sigas con ello (fumar o beber en exceso, son conductas bien vistas por una parte de la sociedad, como algo bueno. Sin embargo, esas acciones son negativas para nosotros. Realmente no lo necesitas).


- Cree en ti mismo y quiérete.



Y recuerda: Eres una persona maravillosa, con capacidad de crear tu propia realidad. votar

miércoles, 5 de enero de 2011

La Suerte En Tu Camino

La buena suerte, son oportunidades que vas encontrando en tu camino.

Pero no te las encuentras sin más. Cada uno de nosotros somos, los que hacemos que esa buena suerte nos sonría.




Si tú deseas algo con mucha fuerza, y no haces nada por conseguirlo, lo más seguro, es que la suerte no te sonría.

Si deseas que un sueño se cumpla, tienes que poner los medios para que así sea.

Si miras a tu alrededor, sin prisa y con calma, te darás cuenta de que hay multitudes de experiencias y de oportunidades.

A veces, la suerte está donde menos te la esperas: en el autobús, en la cola de un supermercado… cada momento es único. Y las señales de esas oportunidades, existen. Tan solo, tenemos que ser capaces de verlas.

El modo de actuar ante los acontecimientos, también es clave para alcanzar nuestros deseos. Si siempre estás pensando que no lo conseguirás, seguramente así será, pero si crees en ti y en tus capacidades, estarás más cerca de conseguir tus objetivos.

El camino hacía tu propia vida, lo creas tú. Tú eres el creador de tu historia y de tus oportunidades. No sirve de nada lamentarse por lo que no se tiene o no se ha conseguido, si no actúas para lograrlo.

Tú camino son tus pasos. El camino eres tú. votar