miércoles, 11 de julio de 2012

En silencio

¿Te has dado cuenta cómo en ocasiones, aunque haya mucho ruido en el ambiente, no lo escuchas?
Cuando estamos centrados en alguna tarea, o nos interesa mucho lo que estamos haciendo, los ruidos quedan en un segundo plano.
Sin embargo, si estamos un poco nerviosos, nos damos cuenta de cualquier sonido por pequeño que sea.
Presta atención a los sonidos que hay ahora a tu alrededor.
Intenta descifrarlos todos: el ruido del ordenador, de la gente en la calle, del ventilador, de los pájaros, de tu propia respiración…
Estás aquí y ahora.
Saborea cada sonido como si de un bocado de comida se tratara.
Si estás algo tensa, respira profundamente una vez y cierra los ojos por unos segundos.
Todos los murmullos que oyes, son parte de tu experiencia personal. Son las vidas de otras personas que no conoces, o el trabajo de otros… en cada uno de esos sonidos hay una historia distinta dispuesta a dejarse conocer.
Muchas veces no podemos estar en silencio y calmados, por eso te propongo que integres el ruido y lo hagas tuyo. Aísla tu mente de pensamientos negativos o catastrofistas acerca de lo molesto que te resultan las voces, los coches, o los tics de los demás…
Participa del sonido que llega a ti, y da las gracias por formar parte de tu día.
De todo podemos aprender nuevas experiencias. También de lo que en un principio, consideramos poco amable.
Encuentra tu silencio aunque no lo haya.
Disfruta del momento.

votar Imprime esta entrada

2 comentarios:

imprimir online dijo...

muchas gracias por este tipo de articulos, hacen mas facil la vida diaria que a veces se torna tan pero tan complicada.

saludos!

Carol dijo...

Hola imprimir online :) De nada :D Gracias por tu comentario. Un abrazo