miércoles, 12 de junio de 2013

El Poder De Los Pensamientos

Hola.

¿Estás pensando?
¿Y qué piensas?
Tal vez estás rememorando lo que te pasó ayer o hace años.
O quizás estás imaginando lo que te pasará mañana…
Aunque es posible, que estés pensando en el sonido de los perros o de los coches que escuchas desde donde estás.
¿Te has dado cuenta como son tus pensamientos a lo largo del día?
Hace poco, estando en el autobús urbano de mi ciudad, me di cuenta de que no estaba pensando… Estaba cantando una canción y no era consciente de ello, hasta que me percaté de mis pensamientos.
Me sorprendí y entonces un montón de ideas llegaron a mi mente sin yo quererlo.
Dejé de cantar para mí y mis pensamientos comenzaron a hacer preguntas: ¿Por qué cantas? ¿Y esa canción? En algún sitio se te habrá pegado…
Curiosamente mi mente antes de ser consciente de ella, estaba por lo visto, feliz y ociosa con sus melodías. Hasta que quise controlar la situación.
Con los pensamientos negativos o de preocupación, ocurre lo mismo. Aunque es necesario que nos demos cuenta de que están ahí para cambiar nuestra forma de pensar, ser conscientes de ellos y aferrarse a querer cambiarlos, hace que se queden más tiempo.
Cuando te des cuenta de que estás pensando de modo que no te conviene, sonríe y dale las gracias a esos pensamientos por estar ahí. No les prestes una atención continuada, ni intentes cambiarlos de modo forzado. Eso hará que persistan y que tarden más en irse.
Realiza algunas afirmaciones positivas y no te sientas culpable por esos pensamientos que no te gustan.
No pasa nada por tenerlos… Es natural. Tenemos una mente llena de ideas y de preocupaciones, porque la hemos adiestrado de modo poco acertado.
Nuestra mente es muy lista y es capaz de hacernos sentir igual que cuando nos ocurrió aquella situación tan mala. Pero también, es capaz de hacernos sentir en la calma y felicidad de ese momento tan divertido y relajante que vivimos.
Haz la prueba.
Piensa en algo que viviste que no te gustó…
¿Verdad que sientes incluso físicamente lo que te pasó?
Ahora, recuerda una escena de felicidad y armonía…
¿Notas la sonrisa que se te escapa del cuerpo?
¿Ves?
Tus pensamientos tienen un poder real.
Y son capaces de modificar tu realidad física como si fueran objetos sólidos…
Así que… ¿Por qué no pensar en positivo o recordar imágenes que te hacen feliz?
¿Por qué no imaginar un futuro lleno de posibilidades y felicidad?
Todo está en tu mano.
¡Tú puedes!


votar Imprime esta entrada

4 comentarios:

posicionamiento web barcelona dijo...

Genial aporte. me parece excelente el blog. ! muy bueno, lo sigo

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola posicionamiento web barcelona :) Muchas gracias! :D Genial que lo sigas ;) Un abrazo!!!

luna nebraska dijo...

Me encanta. Te interesará este también http://hermandadblanca.org/2013/06/09/se-positivo/

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola luna nebraska :) Muchas gracias por tu comentario :) Un abrazo