miércoles, 26 de febrero de 2014

“Sobreviviré”

Aprendí a vivir con lo que tenía.
Cambié mi manera de hacer las cosas.
Ya no me servían mis anteriores trucos.
Como un mago que pierde sus manos, busqué la manera de regresar a la magia que me emocionaba cada mañana.
Yo lo sabía… fuera como fuera, ninguna situación estaría tan alta como para no llegar a la cima.
Aquellas otras veces yo pude hacerlo. Es cierto, que todo parecía más sencillo ayer… Pero, siempre pude escalar la montaña más alta.
Nada ha cambiado en mí. A pesar de que mis circunstancias parecen distintas, yo sigo estando aquí dentro.
Tal vez parezca diferente al mirarme al espejo. Es posible, que muchos piensen que no soy lo que era y que no puedo…
Pero… ¡Puedo!
Y lo estoy haciendo.
Agachar la cabeza y cerrar los ojos, nunca fue conmigo. Ahora tampoco.
Nunca entendí bien aquella afirmación de: si la vida te da limones, haz limonada
Hoy puedo decir que conozco su significado.
Aunque parece que no tengo nada, sí que tengo algo.
Solo tengo limones, y puedo exprimir cada día como si fuera el último.
Antes tenía una ensalada de frutas y apenas le prestaba atención. Siempre corría de un lado a otro, sin pararme… Sin imaginar que en algún momento dejaría de correr.
Todos decían: Carpe Diem. Vive al límite, como si no hubiera mañana… Y lo aplicaba mal. Ahora lo sé.
No quería ver mi verdadera realidad, me ocultaba detrás de todas esas cosas que creía que me hacían especial y libre… y resulta que tan solo estaban tapándome los ojos.
Quizás alguien piense que es cruel, llegar a vivir lo que estoy viviendo…
“¿Por qué no te diste cuenta antes?”, me preguntan algunos.
“Habrías sufrido menos”, que comentan otros.
Y yo sé que todo lo que aprendí por el camino, me ayudó a ser quien soy ahora.
No dejaría nada de lo recorrido ni de lo vivido. Acepto quien fui y quien soy hoy.
Hay gente que dice que he sobrevivido…
Yo creo que no. Yo pienso que he vivido y que sigo viviendo.
Todo ha cambiado a mí alrededor… Pero como he dicho, yo sigo siendo la misma persona.
 Aunque tal vez digan que he sobrevivido, porque he superado los acontecimientos con creces. He superado las barreras y saltado los obstáculos… Y aquí sigo… Como un mago que pierde sus manos y aún así, no deja de hacer magia.
Yo sigo haciéndola también.
Sí… Cada día, a cada instante, vivo y disfruto de cada segundo.
No me falta la risa, el amor, ni la sorpresa. Parezco un bebé de meses que solo juega con su zapato, que aún no sabe usar.
Vivo sin miedo y sin prisa.
Vivo al día.
Simplemente… Vivo.
¿Me acompañas en este camino lleno de magia?
“Sobrevivamos” juntos…
 “Sobreviviré”…



votar Imprime esta entrada

3 comentarios:

La Dama Zahorí dijo...

Es maravilloso leerte. Ya me has puesto las pilas para todo el día.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hi there, I found your website via Google while looking for a
related matter, your site came up, it seems good.
I have bookmarked it in my google bookmarks.


Hello there, simply become aware of your blog thru Google, and located that it's really informative.
I'm going to be careful for brussels. I will appreciate should you proceed
this in future. Many people will likely be benefited from your writing.
Cheers!

My blog: air conditioning units miami fl

Carolina Sánchez Molero dijo...

Hola La Dama Zahorí :) Muchas gracias guapa :D Tu comentario me ha hecho feliz ;) Muchos besos :-*