miércoles, 9 de abril de 2014

No te apagues

Silencio.
Parece la calma que precede a la tormenta.
Casi siempre todo se repite.
Después de la tempestad llega la tranquilidad.
Volverá a pasar.
Y tú estarás ahí para verlo.
Quizás en ese instante, seas un poco más sabio de lo que fuiste en tu anterior experiencia.
Tal vez no.
Eres un mar sin olas, dispuesto a aprender de cada momento.
El tiempo inventado pasará casi siempre rápido, y tú seguirás aquí para disfrutarlo.
Mirarás de nuevo al horizonte y volverás a sentir la paz de la nada.
Seguramente ya no seas la misma persona a ojos de los demás.
Es posible que tampoco tú te reconozcas en el espejo.
Pero tú sabes dentro de tu cuerpo, que eres ese bebé que observaba todo con ojos grandes y curiosos.
La vida es un mar en calma llena de experiencias y de retos de los que aprender.
Comprender el cielo, las nubes, el mar, las horas que transcurren sin pausa... esa es la vida. Tu vida. Y estás aquí para verlo.
Sonríe.
Sigues vivo. Sigues siendo lo que deseaste y nunca dejaste de ser.
Un ser lleno de luz y de calma.
Abraza, besa, ríe, canta, baila, disfruta a cada paso.
Es tu camino. Y sigues aprendiendo.
Sigue con tu luz.

No te apagues.


votar Imprime esta entrada

No hay comentarios: