jueves, 25 de marzo de 2010

La Discapacidad

Muchas personas vivimos con una discapacidad. Ya sea, física, intelectual o sensorial.
Eso no implica, que seamos menos capaces que otros, pero sí, que tenemos que adaptarnos a lo que tenemos.
Las circunstancias que nos rodean son importantes.
Tener los medios adecuados para poder adaptarnos a nivel físico y el apoyo de las personas que tenemos más cerca, son un elemento clave para poder llegar  vivir una vida independiente.
Pero, también es importante como estemos a nivel psicológico. Si no tenemos las habilidades necesarias para afrontar los cambios o los “problemas” que se nos pueden presentar (a raíz de nuestra discapacidad), seguramente el adaptarnos será mucho más difícil.

En realidad, todos y todas, hemos de adaptarnos a las circunstancias que nos rodean. Por lo que, de una forma u otra, todos somos o tenemos algo de discapacitados.

Cuando creemos que no podemos hacer algo, nuestra mente nos para, nos limita. Pensamos que no podremos actuar.
Pero, es probable, que sí seamos capaces de hacer aquello que nos preocupa o nos asusta.
Simplemente optamos por permanece quietos, sin ni siquiera intentarlo:
- Para qué voy a hacerlo, - Yo no puedo hacer eso, - No creo que lo consiga, - Es muy difícil para mí…

Tengas la edad que tengas, tengas o no una discapacidad, si crees que no podrás con algo… es posible que así ocurra.
Pero, si olvidas tu edad, tus condiciones físicas, tus miedos y te centras en lo que puedes hacer… seguramente conseguirás mucho y será más de lo que pensabas (como por ejemplo, atarte los cordones de los zapatos, aprobar unos exámenes, o levantarte con energía todas las mañanas).

Lo principal es no identificarnos con las limitaciones. Somos mucho más que eso.
No creas que no puedes, porque sí puedes.
Cambia tu forma de verte. Cambia los “no puedo”, por los “sí puedo”.
Pon los medios para que eso ocurra. No te quedes inmóvil.
Actúa.
Cree en ti.
votar Imprime esta entrada

9 comentarios:

Roser dijo...

Como siempre , totalmente deacuerdo contigo.Pienso exactamente lo mismo que tu. Besos. Roser

Cele dijo...

Querer es poder, y cuando crees que puedes, tienes el 75% del triunfo en tu mano.
Un abrazo

Emma dijo...

de acuerdo contigo, tenemos que ver nuestras discapacidades emocionales antes de que se materialicen en discapacidades físicas, pero aún así podemos trabajar para solucionarlas, si queremos.

Cassiopeia dijo...

Nada más cierto.

Carmelo Mesa dijo...

Justifica tus limitaciones y las tendrás.
Somos creadores de cuanto ocurre en nuestras vidas.
Un abrazo.

Soñadora dijo...

Carol, poco a poco y con mucho esfuerzo me he ido convenciendo de lo que afirmas! Si se puede!
Besitos,

hemorroides dijo...

Que lindo el post. Me hizo pensar y darme cuenta que muchas veces tengo la discapacidad de no hacer cosas por miedo, miedo a no poder o a no hacerlo bien, pero es cierto, si no lo intento nunca lo sabré.

Dinero privado Bilbao dijo...

Tengo una discapacidad por un accidente, y gracias a haber encontrado a gente que realmente apuesta por ti, hoy en dia me siento totalmente realizado profesionalmente. En las relaciones personales, se pone un poco mas complicado, pero como diria Aznar, estamos trabajando en ello...

buscar todo dijo...

Claro que si, no hay que derrumbarse ante nada, porque se puede vivir genial como otra persona sin discapacidad. Así que ánimo.
Un saludo.