miércoles, 31 de julio de 2013

La Imaginación Tecnológica

Hace años no habríamos sido capaces de imaginar, un mundo conectado a través de ondas invisibles.
Antes, para buscar cualquier cosa, tenías que acudir a una enciclopedia y si no la tenías, ir a una biblioteca o si podías, comprarte los libros que necesitabas.
Todo tardaba más.
Ahora, con internet, podemos hallar en breves segundos la respuesta a cualquier tema que nos interese.
Hace no tanto tiempo, no había tampoco televisores. A través de ellos, podemos también aprender miles de cosas e incluso viajar a cualquier parte.
A algunos no les gustan las nuevas tecnologías. Ni la informática, ni los libros electrónicos, y tampoco la televisión o los vídeos.
En ocasiones leo o escucho decir: “Antes estábamos mejor, sin tanto aparato”, “Los mensajes de texto y los móviles, hacen que no nos comuniquemos como hace años”, “La caja tonta solo enseña cosas malas”, “El libro mejor en papel. Como siempre ha sido”

Piensan que todo lo que rodea a las nuevas tecnologías, es negativo, y no ven lo bueno y positivo que nos han aportado. 

Alguien una vez imaginó una red llena de puntos luminosos, que nos conectarían a todos y a todas, sin importar el lugar del mundo donde estuviéramos.
En algún momento alguien pensó en poder comunicarnos mientras caminábamos por la calle o poder sonreír en el momento, a un amigo que vive a miles de kilómetros.
Todo ocurrió.
Ahora, con las nuevas noticias de que nos vigilan por estás nuevas tecnologías, hay más personas reacias a usarlas.
A pesar de que aquellos que invaden nuestros derechos en las redes, no tienen legitimidad ninguna para hacerlo, también es cierto que nosotros tenemos derecho a seguir disfrutando de ellas. Tenemos derecho a estar protegidos también es este medio tecnológico.
Sé que ahora mismo hay más personas imaginando lo que podrá ser mañana.
Tal vez hologramas en vez de aparatos móviles para comunicarnos, o quién sabe, quizás consigamos comunicarnos a través de la mente por telepatía, gracias a algún avance tecnológico (o no).
Yo estoy segura de una cosa: vamos hacia adelante y cada vez se crean nuevas cosas.
Aunque algunos no lo deseen. Aunque pongan trabas para que ese avance ocurra, al final, llegaremos a ese mundo imaginado…
Como fue en el pasado reciente antes de que existieran los televisores, los teléfonos, los ordenadores o internet…
Somos seres imaginativos.
Seamos promotores de las nuevas tecnologías.

votar

miércoles, 24 de julio de 2013

Eres el Inicio del Cambio

Cada vez más, observamos a nuestro alrededor como las personas con poder, nos hacen circular por donde a ellos les conviene.
Mientras estemos adormecidos, seguiremos ese camino sin darnos cuenta de las trampas que hay en él.
Como si fuéramos un aventurero de comic, tenemos que forjarnos de ganas y de utensilios para torcer nuestros pasos y pasar por donde nosotros realmente deseamos.
Aunque parezca difícil, no tenemos por qué hacer siempre las mismas cosas.
Ver ciertos programas en la televisión, leer poco o nada, no mover nuestros cuerpos ni tener una alimentación saludable… son algunas de los cambios que si hacemos, nos hará sentirnos mejor.
Sé que piensas que no es tan grave o que no es cierto, que tú haces realmente lo que quieres…
Bien… Te pregunto… ¿Eres feliz? ¿Te gustaría ser o hacer otras cosas distintas mientras estás por ejemplo en el trabajo? ¿Te gusta tu vida?
Cuando tenemos un malestar, solemos atajarlo con remedios externos y no darle importancia…
Ya se irá el dolor”, “No pasa nada. Esta medicina me hará bien”.
¿De verdad que eso que tomas te hace sentir bien?
Tal vez en ese momento, pero ¿y después?
Buscar soluciones en el exterior es una manera rápida de no aceptar la responsabilidad que tienes con tu cuerpo y tu mente.
¿Son muchas las veces que te duele la cabeza y la “curas” con una pastilla?
Analiza tus molestias. Pregúntate porque estás así.
¿Tal vez te “tragaste” un sentimiento? ¿Te preocupa que nada vaya bien?
Lo que piensas, se refleja en tu cuerpo y en lo que haces.
Tú eres el inicio de tu cambio.
Si deseas estar sano, deja de comer en exceso, deja de beber alcohol… No fumes más…
Conviértete en el artífice de tu camino y comienza a andar por donde tú deseas…
Sin miedos.
Sin preocupaciones y con mucho ánimo.
¡Tú puedes!


votar

miércoles, 17 de julio de 2013

Sé Feliz y Optimista

Cierra los ojos y respira profundamente tres veces.
Ahora ábrelos y di en voz alta, las siguientes afirmaciones positivas:
- Me siento sano y feliz.
- La vida es estupenda. Estoy contenta de poder despertarme todas las mañanas.
- Soy una persona muy afortunada.
- Todo está saliendo bien.
- Doy las gracias por todo lo que tengo y por todo lo que he aprendido.
- Me libero de las ataduras físicas, psíquicas y emocionales que me paran en mi camino.
- Estoy en el momento adecuado y haciendo justo lo que tenía que hacer.
- La vida es maravillosa.
- Todo está bien.
- Yo puedo.
Disfruta de cada día como si fuera el último.
Sé feliz con cualquier cosa.
Deja que tu mente sea feliz y optimista.
Permítete ser y estar alegre cada minuto.
Aunque en tu entorno, sientas que todo no va del todo bien, ¡anímate!
Eres una persona muy fuerte.
Sobre todo sigue pensando y sigue leyendo.
Sigue siendo crítica con lo que observas y con lo que te gusta poco.
Si notas un malestar, haz algo para cambiarlo.
Di siempre que puedes. Porque… ¡Puedes!
Cuando creas que estás en el lugar equivocado, en el momento inadecuado de tu existencia, recapacita…
Cuando tomaste aquella decisión o aquel camino, lo hiciste por algún motivo.
Y ahora estás aquí.
Sé simplemente feliz.
Y haz feliz con tu humor a los que te rodean.
Y que nada ni nadie te quite tu fuerza y tu luz.
Eres una persona maravillosa, con muchas cualidades positivas.
Mantén tu autoestima alta y sonríe cada día como si no hubiera mañana.
No hay mañana.
Tan solo el ahora.
Este momento.
Sin dilación, pero sin sentimientos de culpa, avanza cada vez hacia tus deseos.
Relaja tu cuerpo y tu mente.
Eres lo que siempre deseaste ser.
Disfruta del momento.
Carpe Diem.



votar

miércoles, 10 de julio de 2013

Eres como vives

Mi abuelo, el padre de mi madre, tuvo un ictus cuando ya había cumplido los 70 años.
En vez de achicarse ante las secuelas que el ictus le dejó (perdió la movilidad de la parte derecha de su cuerpo, y no era zurdo), tomó la decisión de no parar de hacer rehabilitación, hasta que pudiera volver a firmar por su propia mano.
Así, que todos los días, durante horas y durante largos meses, hizo todo tipo de ejercicios en casa.
Hacia bicicleta estática cada día, con constancia y sin dejarlo nunca para mañana.
Por supuesto que al principio, apenas movía los pedales, pero poco a poco, y con su esfuerzo, consiguió recobrar parte de esa movilidad perdida.
Al final, consiguió firmar con su mano, como deseaba y andar con bastón.
Cuando nos enfrentamos a situaciones nuevas y que nos modifican nuestra forma de vivir, tenemos varias opciones y modos de afrontar los acontecimientos.
Mi abuelo reaccionó como él era. Como él había vivido siempre.
Sin miedos ni sentimientos de incapacidad, se propuso una meta y fue a por ella.
En ocasiones escucho decir a algunas personas: “No podemos saber cómo reaccionaremos ante esa situación tan trágica”…
En parte es cierto, ya que ante vivencias que nunca hemos experimentado, no tenemos un punto de referencia por el que guiarnos.
Pero, todos y todas, en algún momento de nuestra vida, hemos afrontado retos. De hecho, desde bebés lo hacemos. Entonces, casi todo es nuevo y cada nueva meta requiere de todo nuestro esfuerzo. Si no fuera así, continuaríamos en pañales y sin dar un solo paso…
Somos adaptativos. Tenemos esa capacidad de adaptación, que nos hace aprender de cada situación que nos encontramos y amoldarnos a ella.
Deja de mirar de reojo a los demás. Deja de pensar que tu vida no vale tanto.
Eres una persona valiosa y llena de aspectos positivos.
Atrévete a confiar en ti misma.
Sé el ser especial que ya eres.
¡Vive como eres!


votar

miércoles, 3 de julio de 2013

Atrapa tus sueños

En un mundo lleno de historias, todos los días se sueña.
Muchos somos los que reflejamos nuestros sueños en nuestras acciones y pensamientos.
Otros… Han olvidado recordar que la tela mágica de los sueños, sigue viva en ellos.
Como un alfarero crea un jarrón, tú puedes crear tus propios sueños y atraparlos para que se lleguen a hacer realidad.
Cuanto más soñamos, más probabilidades tenemos de que nuestros deseos se cumplan.
Sin embargo, si no te permites soñar… poco a poco, tu mundo dejará de ser real para convertirse en un lugar lleno de seriedad y apatía.
Existen múltiples lugares rebosantes de felicidad y de ilusiones alcanzables.
Déjate llevar. Fluye cada día y cada noche, al son de la música que genera tu propio cuerpo y tu propia mente.
Disfruta del silencio y del ruido.
Compagina las obligaciones con lo que te apasiona.
Sal de tu encierro y tan solo, piensa una palabra positiva al día que te haga sonreír.
No te esfuerces en encontrarla.
La que venga a tu cabeza, estará bien.
Y céntrate en ella durante el día.
Cada vez que llegue esa palabra a tu mente, una leve sonrisa se escapará de tus labios.
Cada vez que vayas a soñar, esa palabra inundará tus pesadillas, convirtiéndolas en sueños.
Refuérzate con palabras de aliento o con algo material que te guste, convéncete de que eres el creador de tu historia y el que atrapa sus propios sueños.
Siéntate delante del torno de alfarería y crea tu propia jarra para llenarla de sueños.
Eres una persona especial y maravillosa.
Atrapa tus sueños.
Tú puedes.



votar